sábado 15 de enero de 2022 - 12:00 AM

Mejorar nuestro sistema de salud: propuestas para el debate

xxx
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Victor Castillo

No hay mejor defensa que un buen ataque”, esta estrategia de los especialistas en fútbol debe aplicarse al sistema de salud, cuya táctica ofensiva sea un proceso integral de mejoramiento, que permita lograr altos estándares de calidad acordes con las restricciones económicas propias de un país que, como el nuestro, cuenta con un bajo ingreso per cápita.

A continuación, comparto diez de veinticinco medidas que considero, son necesarias para lograr la viabilidad y generación de valor de nuestro sistema:

Luchar contra la corrupción, a fin de que sea desterrada del sector salud y de la sociedad. Se requiere que los intereses de los entes de control y de justicia estén alineados para evitar estos hechos y castigar con severidad a los culpables.

Fortalecer el enfoque centrado en la prevención de la enfermedad y la promoción de la salud. Es fundamental crear un viceministerio que haga un trabajo inter-sectorial para modificar factores predeterminantes de la enfermedad, como la accidentalidad, la alimentación de los escolares, el acceso a servicios de agua potable y saneamiento básico, el manejo de basuras, el desempleo, entre otros.

Unificar los regímenes contributivo y subsidiado. Si existe un único plan de beneficios, se mantiene una categoría de afiliados con la misma Unidad de Pago por Capitación (UPC).

Promover la regionalización del aseguramiento, de tal forma que el 100% de los recursos de la UPC sean invertidos en la salud de la población del área de influencia.

Implementar como tope de gastos administrativos para las EPS, el 3,5% de los ingresos por UPC, para destinar más recursos a la prestación de servicios.

Negociar de forma centralizada la compra de insumos y medicamentos, a través de una sala especial de la entidad estatal Colombia Compra Eficiente, buscando ahorros superiores al 40%, como ocurre en Reino Unido.

Transformar el Adres en un banco de salud en el que las EPS, IPS y proveedores, tengan sus cuentas maestras, y mediante giros directos se puedan descontar de forma automática y oportuna sus obligaciones; esto permitiría acceder a descuentos pactados en la negociación centralizada, en función de la proveeduría.

Implementar la obligatoriedad de la acreditación en calidad por parte de todas las EPS e IPS, con el objetivo de garantizar la óptima prestación de servicios a los usuarios, y mejorar indicadores financieros.

Impulsar cambios en modalidades de contratación hacia nuevas formas que estimulen la eficiencia operacional y el ahorro basado en la pertinencia médica, capaces de agregar valor al servicio.

Transformar los sistemas de auditoría según los nuevos modelos de contratación, que vigilen la calidad del servicio, y no sirvan como herramienta para atrasar los pagos.

Pongo sobre la mesa estas propuestas que, con miras a fortalecer el trabajo en el sector, activen el actual debate político en beneficio de la sociedad y del sistema.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad