sábado 18 de junio de 2022 - 12:00 AM

Responsabilidad histórica

El voto que vamos a depositar debemos hacerlo a conciencia, ya que definirá si continuaremos como país democrático y libre o daremos un salto hacia un país regido por la extrema izquierda
Image
Columna de
Victor Castillo

Mañana será uno de los días más importantes de la historia reciente en Colombia. El voto que vamos a depositar debemos hacerlo a conciencia, ya que definirá si continuaremos como país democrático y libre o daremos un salto hacia un país regido por la extrema izquierda.

Por lo anterior, mi voto es por Rodolfo Hernández, nacido aquí en nuestra tierra, franco y directo como todos nosotros. Habla duro, claro, y dice las cosas sin tapujos. El ingeniero ha emprendido una lucha frontal contra la corrupción instaurada por la clase política y ha estructurado un plan de gobierno diferenciador.

Me gusta que en su agenda no se anuncia una reforma tributaria para aumentar los impuestos que ya tienen estrangulado al sector empresarial, sino que se contempla una disminución del IVA del 19 al 10% y se propone su reemplazo con un impuesto al consumo, más simple de administrar. Todo esto acompañado de un fortalecimiento de la DIAN para evitar la evasión y la elusión, desterrando las mafias conocidas al interior de esta entidad.

Otra medida anunciada ha sido la política de austeridad, sobre la cual tiene bastante experiencia no solo en su vida personal sino como alcalde de Bucaramanga, donde logró sanear las finanzas públicas de la Administración Municipal, de los institutos descentralizados y de la empresa de Acueducto.

El Ingeniero se logró conectar con la gente con un mensaje claro y directo de cambiar el país. Va a ser ese presidente de transición que necesitamos y que partirá nuestra historia en dos. No es fácil dar esta pelea, pero el llegar sin ataduras, sin alianzas ni apoyos político presagia que será la única persona capaz de lograr la transformación que tanto anhelamos. Su único compromiso es con el pueblo que lo eligió y sabe que es su oportunidad de pasar a la historia como el presidente que cambió al país, y en cuyo mandato se generó mucha riqueza para redistribuirla a través de programas sociales y obras estéticas y de buena calidad.

La elección de la Dra. Marelen Castillo como su fórmula a la vicepresidencia es más que acertada. Una ciudadana afrodescendiente nacida en Cali que fue escogida por meritocracia. Esta designación demuestra la capacidad del ingeniero para escoger su equipo de gobierno, incluyendo personas honestas, competentes y diligentes. Como él mismo lo dice, personas probadas y exitosas, sin componendas o distribuciones milimétricas entre la clase política como era lo usual en el país.

Igualmente, veo con buenos ojos el anuncio como ministro de Transporte del Ingeniero Félix Jaimes Lasprilla. No hay otro funcionario más conocedor, competente y transparente, lo que con seguridad permitirá la transformación de la infraestructura de nuestro país.

Invito a todos los santandereanos y colombianos a acompañar con el voto al Ingeniero, que como dice: “no nos defraudará”. Dios Bendiga a Colombia.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad