sábado 13 de agosto de 2022 - 12:00 AM

Una oportunidad para Santander

Image
Columna de
Victor Castillo

Una vez posesionado el Gobierno del presidente Petro, se anunció la reanudación de relaciones con Venezuela, suspendidas desde hace tres años y medio en el marco de una fuerte confrontación política que llevó al cierre de fronteras. Esta situación generó que el flujo de personas y mercancía se manejara de forma ilegal a través de diferentes puntos fronterizos.

Esta nueva etapa que inició con el nombramiento de embajadores y el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y comerciales, es una oportunidad valiosa que no se puede desperdiciar para que los empresarios santandereanos exporten productos y servicios, ojalá a niveles superiores de los volúmenes que teníamos hace 20 años. Es importante recordar que Venezuela era el segundo socio comercial de Colombia, después de Estados Unidos, y para nuestro departamento específicamente era el primer destino. Hoy, con una mayor oferta comercial, debe aprovecharse la coyuntura.

Según el Plan Global Santander de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, que promueve el comercio exterior de la región, en 2021 las exportaciones no minero energéticas del departamento crecieron en un 60% y durante el primer trimestre del 2022 aumentaron en un 25%. Estos indicadores positivos ubican a Santander como la segunda región con mayor crecimiento en este rubro

Estados Unidos, México, Alemania y Canadá son actualmente los países hacia los que más exportamos. Entre los sectores económicos más fuertes y que vienen ganando terreno se encuentran el pecuario, café, sistema moda, farmacéuticos y agroalimentos.

Venezuela puede perfectamente sumarse a esta lista de países y beneficiarse de la importación de múltiples productos colombianos competitivos por calidad y precio. Ante las dificultades que afronta el país vecino, especialmente por la poca disponibilidad local en servicios de salud de alta complejidad, se genera una gran oportunidad para los hospitales de la región, quienes por cercanía y una amplia oferta de especialidades se convierten en una excelente opción para la atención de pacientes gravemente enfermos. De igual forma, se suma a este abanico de oportunidades la posibilidad de proveer insumos médico quirúrgicos de producción local.

Celebramos esta decisión del Gobierno, la cual desde el punto de vista comercial es una oportunidad para generar desarrollo y más empleo para la región. Con este mercado que hoy se reactiva podemos avanzar en el logro de la meta regional propuesta de alcanzar una cifra de un billón de dólares de exportaciones al año. El gran reto que nos espera es fortalecer nuestras industrias para que seamos muy competitivos y podamos generar una dinámica comercial importante con este mercado que históricamente ha sido un aliado clave.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad