viernes 23 de junio de 2023 - 12:00 AM

Víctor Solano

Ciberseguridad para las pymes

Image
Columna de
Víctor Solano

En la era digital, las pequeñas y medianas empresas (PyMEs) se enfrentan a amenazas cada vez más sofisticadas que pueden tener un impacto devastador en su operatividad y viabilidad. Según un informe de Kaspersky, los ciberataques pueden causar pérdidas económicas de hasta $155.000 dólares para las PyMEs, además de dañar su reputación.

Tradicionalmente, las PyMEs han subestimado la importancia de invertir en ciberseguridad, debido a la creencia errónea de que este sector no es un objetivo para los ciberdelincuentes. Sin embargo, los datos demuestran lo contrario. En el último año, se ha observado un crecimiento significativo en los ataques dirigidos a las PyMEs, especialmente en países como Chile, Colombia, México y Brasil.

Las cuatro estafas más comunes a las que se enfrentan las PyMEs en su conexión a Internet son las amenazas internas, el robo de contraseñas corporativas, el secuestro de datos bancarios y el ‘ramsonware’.

En la primera, el robo de datos corporativos por parte de ex empleados representa un riesgo real. Muchos líderes empresariales están preocupados por el uso indebido de información confidencial por parte de antiguos empleados. A más de la mitad de los gerentes de Colombia (71%) les preocupa que antiguos trabajadores utilicen estas bases para comenzar su propio negocio.

A su vez, en el hurto de contraseñas corporativas, con programas maliciosos, los empleados pueden caer en la trampa al hacer clic en enlaces fraudulentos o abrir archivos infectados. Los delincuentes buscan acceder a la banca en línea de la empresa.

Una tercera amenaza es el secuestro de datos bancarios mediante el uso de códigos maliciosos conocidos como con los que los cibercriminales recopilan información de tarjetas de crédito al infiltrarse en páginas populares de compras en línea. Las tarjetas de crédito corporativas son un objetivo atractivo para los delincuentes.

Y una cuarta son los ataques de fuerza bruta en donde los delincuentes intentan adivinar contraseñas corporativas repetidamente para acceder a la red empresarial. Una vez dentro, pueden buscar datos confidenciales y desencadenar un ransomware.

Ante estas amenazas, las PyMEs deben tomar medidas para proteger sus sistemas y datos. Invertir en soluciones de ciberseguridad, educar a empleados sobre buenas prácticas y establecer políticas de acceso y protección de datos.

El futuro de las empresas depende de nuestra capacidad para enfrentar los desafíos digitales. No podemos permitirnos el lujo de subestimar la importancia de la ciberseguridad.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad