viernes 30 de junio de 2023 - 12:00 AM

Víctor Solano

Día de las redes sociales

Image
Columna de
Víctor Solano

Hoy 30 de junio que se celebra el Día de las Redes Sociales vale la pena reflexionar sobre sus alcances, sus ángeles y sus demonios porque tengamos o no perfiles en estas plataformas, no hay empresa o persona que no tenga nada que ver con ellas.

Sin duda, las redes sociales han revolucionado la forma en que nos comunicamos, compartimos información y nos conectamos con el mundo. En el ámbito personal, las plataformas acortan distancias y nos conectan con amigos y familiares en cualquier parte del mundo; facilitan difundir ideas, intercambios culturales y el acceso a información de manera rápida y globalizada. Además, han sido poderosas herramientas para la movilización social y la defensa de causas justas, al permitir dar voz a aquellos que antes no tenían el vehículo.

Para las empresas representan una oportunidad clave para promover productos y servicios, al segmentar los públicos a los que quieren llegar. El marketing digital y la publicidad revolucionaron la forma en que las empresas se relacionan con sus clientes al generar interacciones directas y construir una imagen de marca. Además, el análisis de datos y el seguimiento de tendencias en redes brindan información valiosa para sus estrategias comerciales.

Sin embargo, no todo es positivo. El exceso de tiempo dedicado puede generar adicción y afectar nuestra salud mental, al compararnos constantemente con la vida aparentemente perfecta de otros. Además, la difusión de noticias falsas y los discursos de odio son riesgos que lesionan la confianza y la cohesión social.

Para las empresas, las redes sociales también pueden ser una espada de doble filo. En mi experiencia he sido llamado a rescatar a compañías que luego de una mala gestión de la reputación en línea han estado expuestas a consecuencias devastadoras.

En este Día de las Redes Sociales es importante encontrar un equilibrio. Aprovechemos las ventajas de la conectividad, pero también seamos conscientes de los riesgos. Fomentemos el uso responsable de las redes sociales al promover la veracidad de la información, el respeto hacia los demás y el cuidado de nuestra salud mental.

El poder de las redes sociales es innegable, pero también debemos recordar que el verdadero valor de nuestras conexiones radica en las relaciones humanas genuinas.

En última instancia, depende de nosotros aprovechar las redes sociales de manera responsable y consciente, para construir un mundo virtual más seguro, inclusivo y beneficioso tanto para las empresas, las personas y los territorios.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad