viernes 25 de noviembre de 2022 - 12:00 AM

Día Naranja contra la violencia

Image
Columna de
Víctor Solano

No debería existir un ‘Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer’. Y no porque esté en contra, sino porque no debería haber violencia contra la mujer (ni contra nadie). Pero como sí existe y con mucha frecuencia, la ONU lo creó en el 2000.

Según reportes de Medicina Legal en Colombia, en lo corrido de 2022 se han presentado 140 casos de mujeres víctimas de feminicidio y en cuanto a exámenes médico legales, se han realizado 45.472 por violencia intrafamiliar, de los cuales el 77,53% son contra niñas, adolescentes y mujeres.

La manera en que hemos tolerado la violencia hacia las mujeres debería avergonzarnos, la volvimos parte de la cotidianidad. De niño presencié de cerca violencias que no las entendía como tal porque el paisaje de mi entorno las aceptaba como prácticas ‘normales’, como la subordinación supuestamente ‘natural’ de las amas de casa o de las empleadas del servicio doméstico; el innecesario trato con gritos, por ejemplo.

No obstante siguen presentándose diferentes tipos de violencia de forma física, sexual y psicológica. Tenemos que erradicar todo tipo de violencia y hacer respetar el concepto. Los hombres debemos ser aliados de las mujeres en esta causa para evitar que se etiquete como una preocupación exclusiva de las mujeres.

Pero el respeto al concepto viene también de todas partes para no abusar de él. Conozco una alcaldesa que cuando recibe críticas ciudadanas por su gestión, asegura que se le maltrata “porque es mujer”. No, el control político realizado con argumentos y respeto no es ofensa a la condición de mujer. Las críticas debemos oírlas y aceptarlas cuando los otros tienen la razón y no por ello sentirnos atacados por una condición de género.

La ONU nos propone que cada 25 de noviembre portemos una prenda naranja para mostrar solidaridad porque este color simboliza un futuro mejor y un mundo libre de violencia contra mujeres y niñas.

Portemos o no una prenda naranja, si usted conoce alguna situación en la que se esté abusando o violentando a alguna mujer, denuncie. Es preferible sonrojarse a vivir con la palidez de la complicidad con cualquier violencia.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad