Publicidad

Víctor Solano
Jueves 18 de enero de 2024 - 12:00 PM

Era necesaria la ‘Casa Colombia’ en Davos?

Compartir
Imprimir
Comentarios

Los colombianos somos fanáticos de la polémica, pero no por ellos somos profesionales en ella. En ese menú de polémicas, la llamada ‘Casa Colombia’ que el gobierno colombiano montó como telón de fondo para la intervención del presidente Petro en el Foro Económico Mundial de Davos, opacará lo que se dirá. Otra vez la forma distraerá del fondo.

Resulta escandalosa la cifra de 4.850 millones de pesos invertidos en la puesta en marcha de ese montaje para unos muy pocos días de exposición. Si el objetivo era promover el turismo como lo justificó el Presidente, ¿Era Davos el lugar de la activación de esta campaña? Existen otras vitrinas mucho más pertinentes como la Feria Internacional de Turismo (FITUR) que se hace en Madrid; la ITB de Berlín; el World Travel Market London y hasta el Arabian Travel Market, Dubái. Participar en dos de éstas o al menos en una con una sobresaliente intervención habría costado menos que los 753 millones del alquiler de la casa; los 144 millones de alquilar un ‘yipao’; los casi 400 millones que se pagó por el alojamiento del staff y los absurdos honorarios del traductor por 50 millones de pesos ¿No podíamos enviar personal bilingüe a estas misiones? Y no hablaré de los 390 millones de pesos de la comida que se repartió en estos días como si fuese un crucero...

Desde luego, promovamos el turismo, bienvenidas las acciones para este propósito siempre y cuando no parezcan tiros al aire por el grado de improvisación y sobre todo por el despilfarro que terminan evidenciando fácilmente. Y más cuando el Gobierno pide a los empresarios y a los colombianos en general, hacer un sacrificio como el consumo de la gasolina con el desmonte del subsidio que termina afectando en mucho el costo de la canasta familiar.

A los inversionistas internacionales les podría atraer mucho más que Colombia sea un país garante en el manejo eficiente y transparente de los recursos fiscales porque eso sí es una muestra de seriedad que genera confianza inversionista. Si montamos un circo va a ser muy difícil que nos perciban como una mesa técnica. Tendrá que multiplicarse por mucho en el corto plazo el retorno de esta ‘inversión’ para que se nos calle la boca.

El ‘gobierno del cambio’ nos debe mostrar una transformación en las conductas fiscales, no un cambio de turno para hacer lo mismo que criticaba...

Por Víctor Solano Franco

Consultor en Comunicación y reputación

@Solano

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad