jueves 15 de agosto de 2019 - 12:00 AM

Hackear la politiquería

Cuando nos llegue un mensaje, preguntemos a nuestro remitente: ¿De dónde salió eso? ¿Usted confirmó si esa información es real?
Image
Columna de
Víctor Solano

Sé que el término hacker causa alergia en muchos de ustedes y mucho más que los invite a convertirse en uno de ellos. No obstante déjenme contarles que con mucha frecuencia uso el verbo hackear para referirme a la acción de entrar en un sistema, controvertirlo y modificarlo.

A la educación, por ejemplo, hay que hackearla. Es decir, necesitamos profesores y estudiantes que participen en la deconstrucción del sistema educativo desde adentro, la modifiquen y lleguemos a un modelo verdaderamente útil, libertario y pertinente para la sociedad.

De igual manera, a la política debemos hacerle lo mismo. Necesitamos que más ‘ciudadanos del común’ participen en ella, ojalá derrotando la abstención y más deseable aún, sometiendo su nombre con ideas al escrutinio en las urnas. Si los politiqueros son derrotados por nuevos ciudadanos limpios, honestos y con ideas, habremos alcanzado un nivel muy importante de madurez política al hackear las viejas prácticas de la politiquería.

Pero en la mitad de esos estadios de la participación política hay uno muy importante y es el de ser más conscientes de la ‘información’ que nos llega y la que compartimos en redes sociales. Nuestros dispositivos y más en esta época, reciben muchos mensajes en contra de personas, y solemos no reparar en indagar por la veracidad de esos mensajes.

Plataformas como Whatsapp, Facebook y Twitter son invadidas por este tipo de mensajes que en una inmensa mayoría de veces son calumnias producidas por uno u otro bando en la contienda electoral. Muchas de las llamadas ‘fake news’ son orquestadas dentro de las campañas. Es un asco.

La invitación que les hago es a hackear esas prácticas que usan algunos para distraer nuestra atención y pervertir nuestras ideas. ¿Cómo? Cuando nos llegue un mensaje, preguntemos a nuestro remitente: ¿De dónde salió eso? ¿Usted confirmó si esa información es real? Y nosotros hagamos lo mismo. Procuremos confirmar la información, busquemos si apareció en medios serios de comunicación.

Es nuestro deber derrotar las mentiras en las redes; si nosotros no estamos, los malos seguirán gobernando. Seamos hackers en contra de la politiquería y premiemos la verdad en las redes y en las urnas.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad