jueves 23 de diciembre de 2021 - 12:00 AM

La Bucaramanga innovadora


me fascina también evocar una Bucaramanga futurista en la que la innovación sea el hilo conductor de los próximos 399 años.
Image
Columna de
Víctor Solano

Hay una Bucaramanga que habita en mi memoria: La de la UIS, vertiginosa y caliente; la del ‘Cochinito silbando’ en el Mesón de los Búcaros, atendido por sus meseros con corbatín; la de la 36 regurgitando pregones de ventas callejeras; la del parque San Pío donde tantas veces corrí y, por supuesto, la del óctuplemente glorioso Atlético Bucaramanga (glorioso todas esas veces solo en la emoción de mis sueños) con ‘el Negro’ Miguel Osvaldo González y más tarde con Jorge Ramoa.

Está bien recordar los espacios que uno ama por las nostalgias de las experiencias e incluso por los sueños inacabados, pero me fascina también evocar una Bucaramanga futurista en la que la innovación sea el hilo conductor de los próximos 399 años.

Esta ciudad que tanto queremos tiene el potencial para ser uno de los ejes de la innovación que Colombia necesita. El talento de sus gentes puede y debe ser encaminado por una Academia vibrante y comprometida con la realidad para encontrar soluciones a los problemas globales de hoy.

Esa Academia debe conversar sin arrogancias con un sector productivo que debe creer en la inversión en tecnología para proponer a los mercados, productos y servicios de clase mundial aunque atienda a las comunidades más vulnerables. Justamente debemos dejar de ver a los segmentos menos favorecidos como los últimos receptores de la innovación.

Allí, el Estado, desde el patrocinio del orden nacional, pero con la claridad de los mandatarios locales debe servir de garante para que la inversión social sea una realidad y la apuesta por pensar la ciudad sea incluyente, una ciudad para todos y por todos.

En ese orden de ideas, la incorporación de las TIC tiene que servir no para que los gobernantes hagan populismo regalando tablets, sino para que esos dispositivos sean distribuidos con criterio y propósito de apropiación social del conocimiento.

Las enormes cantidades de datos tienen que ayudar a solucionar problemas de movilidad, salud pública, educación, gestión de residuos, servicios públicos, empleo... Bucaramanga tiene que pensarse en un concepto de ciudad-región más allá de las fronteras convencionales de ‘área metropolitana’ para ser un verdadero territorio inteligente... Emprender desde lo público.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad