jueves 16 de julio de 2020 - 12:00 AM

La reactivación en Santander

En esa línea y siendo consecuentes, gran parte del sector financiero tiene que dejar de ver a las PyMes con cara de bocado.
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Víctor Solano

¿Cómo reactivar la economía en el territorio? Santander ha sido especialmente golpeado porque a la actual coyuntura de confinamiento hay que sumar ese largo y duro golpe en febrero del cierre de la vía Bucaramanga-Bogotá.

Ahora bien, de forma estructural, Santander no es ajeno a fenómenos como baja bancarización, informalidad de un buen porcentaje de la economía, precaria disponibilidad de medios de pago y un casi inexistente comercio electrónico. Curiosamente, para acceder a subsidios, en estos meses se incrementó en un millón de personas el acceso a productos financieros. Según la Superfinanciera, un 66% de los adultos tiene algún producto financiero activo.

Con todo y eso, Bucaramanga y su área metropolitana se ubicó como la cuarta ciudad más competitiva del país, según el Índice de Competitividad de Ciudades 2020, calculado por el Consejo Privado de Competitividad. A la capital santandereana le ayuda en esa medición, el pilar de educación básica y media en el que registra una puntuación de 7 sobre 10 (el primer lugar de la medición general, y de adopción de TIC).

¿Qué hacer? Alejandro Almeyda, director ejecutivo de Fenalco Santander, recomendó “trabajar en redes de negocio internas para poder comprarnos entre santandereanos”. De acuerdo, pero el cliente siempre exigirá calidad y si no la obtiene en la oferta local la buscará por fuera.

Justamente, una de las acciones necesarias será también acceder a nuevos mercados por lo que será indispensable acelerar la transformación digital para lograr innovar. Los empresarios en las regiones tienen que rastrear nuevos mercados para buscar cómo atender sus necesidades insatisfechas.

En esa línea y siendo consecuentes, gran parte del sector financiero tiene que dejar de ver a las PyMes con cara de bocado. Los recursos tienen que optimizarse para inversiones realmente importantes y la banca tiene que ser más flexible para poder acceder a las líneas de crédito.

Evidentemente, el comercio electrónico tiene que fortalecerse con tecnologías que soporten el incremento de transacciones y le den al usuario la tranquilidad para la operación. La reactivación gradual dependerá de que la salud pública registre mejores indicadores que no obliguen a endurecimientos del confinamiento.

En conclusión, dependemos de nosotros mismos.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad