viernes 17 de junio de 2022 - 12:00 AM

Las campañas en las redes

Image
Columna de
Víctor Solano

Si bien en el pasado hemos tenido episodios como el de los ‘narcocasetes’, es muy posible que la presente campaña sea recordada como la más sucia por la continua guerra sucia de los seguidores.

Es triste que el debate de las ideas haya sido reemplazado por las arengas. Hubiese querido que el candidato Rodolfo Hernández asistiera a debates para la segunda vuelta pero decidieron no asistir, --sustentados, imagino-- en que el candidato Petro dejó de asistir a 11 debates y foros antes de la primera vuelta.

Ante esta situación, las redes sociales adquirieron una preponderante relevancia en la agenda pública. La televisión registra a diario y con obsesiva minuciosidad, las palabras que se cruzan los candidatos en Twitter. Lastimosamente no vemos confrontación de ideas, sino ataques a las personas. Las sombras que ha dejado el tema de la hija del candidato Hernández han sido explotadas hasta la saciedad y casi con morbo por la campaña del Pacto Histórico.

Y, a su vez, los escandalosos llamados ‘petrovideos’ en los que el candidato Petro y otros lugartenientes escuchan y asienten a las maquiavélicas instrucciones del senador Roy Barreras han sido igualmente capitalizadas por los seguidores del santandereano.

El candidato Petro le gana en cifras de seguidores a su rival en todas plataformas y sobre todo en Twitter se hace evidente con cinco millones versus 370.000. Esto le da una caja de amplificación de su mensaje, bastante exponencial. Sin embargo llama la atención que la cantidad de seguidores de Hernández es bastante alta teniendo en consideración que está en campaña hace poco más de un año y esto se debe a la creatividad de sus mensajes, pero igual a ambos les ha faltado sustancia.

Que sea ésta otra oportunidad para pedirle a las campañas y a sus seguidores que cesen los ataques y se centren en la exposición de sus propuestas. Estamos ‘infoxicados’, es decir, intoxicados de información con una gran cantidad de contenidos envenenados y fuera de contexto. Este 19 de junio acudamos masivamente a las urnas, pero con una convicción alimentada en la información verificada y en el estudio de las propuestas.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad