Publicidad

Víctor Solano
Jueves 14 de diciembre de 2023 - 12:00 PM

Manual del mal alcalde

Compartir
Imprimir
Comentarios

Querido alcalde electo: Bienvenido al fascinante mundo de la mala gestión municipal. Si su deseo es ser recordado por los motivos equivocados, este manual es su boleto de ida al desprecio popular. Siga estas instrucciones y prepárese para cosechar la desaprobación de sus conciudadanos.

1. Ignore las necesidades básicas: ¿Quién necesita calles transitables, iluminación adecuada o recolección frecuente de las basuras? Deje que su ciudad se convierta en un laberinto de baches y oscuridad, con montañas de basura como obras de arte abstracto.

2. Con desarrollo no hay paraíso: Atrás quedaron los días de una planificación urbana sensata. Autorice la construcción desmedida, la destrucción del patrimonio arquitectónico y la devastación de la naturaleza.

3. La transparencia es para los débiles: Evite la transparencia como si fuera una enfermedad contagiosa. Mantenga los detalles de sus decisiones en secreto, alimentando así la desconfianza y las teorías de conspiración.

4. El presupuesto es su premio: ¿Tanto esfuerzo en la campaña para no ser recompensado con jugosas comisiones de los contratos? ¡Ni pensarlo! Usted y los contratistas patrocinadores de la campaña se merecen un multimillonario premio.

5. Deudas sin control: Gaste sin restricciones, endeude a la ciudad y venda los servicios públicos por debajo de cuerda. Los problemas financieros son para futuras administraciones.

6. Desatienda la Educación y la Salud: ¿Quién necesita ciudadanos educados y saludables? Reduzca al máximo los presupuestos destinados a la educación y la salud pública. Su objetivo es dejar un legado de ignorancia y enfermedad.

7. Corrupción, su compañera fiel: Haga la vista gorda ante la corrupción. Permita que florezca en su administración, desde contratos amañados hasta nepotismo descarado. ¡Un alcalde corrupto es un mal alcalde feliz!

8. Tome medidas populistas, no efectivas: Céntrese en medidas que suenen bien pero que no tengan impacto real. Anuncie proyectos grandiosos con soluciones mágicas que nunca llegarán.

9. Sea inaccesible: Olvídese de la cercanía con la ciudadanía. Enciérrese en su oficina o permanezca viaticando fuera de la ciudad y evite el contacto directo con los ciudadanos. El misterio es la mejor estrategia para ganar el desprecio popular.

10. Use la fuerza desmedida: ¡No se la deje montar! Un buen mal alcalde reprime la oposición como debe ser, con violencia.

Recuerde, estimado alcalde: este manual es un pasaporte directo al desprecio. Si desea ser recordado como el referente de la mala gestión, siga estas instrucciones al pie de la letra...¡Buena (o mala) suerte! ...

@Solano

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad