viernes 10 de junio de 2022 - 12:00 AM

Mercar digitalmente

Image
Columna de
Víctor Solano

Hace unos diez años en Mestre, un pequeño pueblito cerca de Venecia, tuve una de mis primeras experiencias con los mercados del futuro. Al acercarme a pagar a la caja me quedé buscando a quién me registrara la compra. Con mi muy precario italiano me acerqué a un joven que estaba disponiendo algunos artículos en la estantería y con una sonrisa me explicó que no encontraría a nadie, que debía pasar los artículos por un escáner, saldría mi saldo y yo mismo pasaría la tarjeta de crédito por el datáfono para realizar la transacción. Mi cara de asombro no me la quitaba nadie. En mi muy colombiana mentalidad no podía entender que los ciudadanos no se hicieran los locos y se robaran los artículos.

Ahí entendí que cuando el comercio establece una relación de confianza con los consumidores y la cultura de la honradez prevalece, se agilizan las transacciones pero además se construyen lazos de fidelidad y se prioriza el talento humano para otras tareas.

Esta semana tuve la oportunidad de hacer un recorrido con Carlos Mario Giraldo, presidente del Grupo Éxito y otros de sus altos directivos por la superficie del Éxito Wow de la calle 134 en Bogotá, un espacio que se ha convertido en su laboratorio de innovaciones para probar diferentes experimentos de digitalización de la experiencia del consumidor.

Así, los consumidores se van a encontrar con 84 auto pagos en 28 de los almacenes Éxito y Carulla, un desarrollo 100% colombiano. También, Smile ID, un sistema de pago con reconocimiento facial y con FruverScan, se puede hacer el registro de frutas y verduras por medio de inteligencia artificial. Pero, además, el comprador va a encontrar módulos de compra sin filas, quioscos de pago y catálogos virtuales. Al final, se trata de lograr una verdadera omnicanalidad para que el consumidor tenga muchas opciones para comprar.

Eso es la transformación digital que nos lleva a que pensemos mucho más en el auto servicio y la autonomía del consumidor. En un futuro no muy lejano muchas de estas innovaciones empezaremos a verlas en otras cadenas y hasta en tiendas de barrio.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad