jueves 28 de octubre de 2021 - 12:00 AM

Sin hipotecar el futuro

ssss
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Víctor Solano

Toda administración en un territorio debe velar por el desarrollo y el bienestar de sus habitantes y para ello debe planificar con anticipación las metas que se quieren alcanzar y los instrumentos más adecuados para cumplir esos objetivos. En el caso de los municipios están los recursos que pueden llegar por los ingresos corrientes de libre destinación, los provenientes por el Sistema General de Participaciones, lo del Sistema General de Regalías y, por supuesto, del recaudo de impuestos locales donde el Predial es la principal fuente.

Según el documento ‘Financiando ciudades’, del Departamento Nacional de Planeación, “en promedio el 40% de los ingresos municipales proviene del Sistema General De Participaciones (SGP), mientras que el 20% de los ingresos tiene raíces tributarias”.

La gestión municipal no es tarea fácil. Hay que hacer gestión permanentemente ante los entes del orden regional como la Gobernación y los diferentes entes de cada sector del orden nacional. Sin contar con que rara vez muchos gobernantes locales dejan de ignorar los organismos privados del ámbito internacional y allí se pierden millones de dólares todos los años por no saber tocar de manera inteligente las puertas adecuadas. Es dispendioso, pero hay que hacerlo.

Una práctica común que se ha venido dando y que no es muy saludable es recurrir al instrumento del endeudamiento público que, si bien es amparado dentro de lo legal, no necesariamente es lo mejor y más si compromete vigencias futuras porque deja sin margen de maniobra a los futuros gobernantes. Estos empréstitos normalmente exigen como garantía la pignoración de los recursos que llegan por el SGP.

En Socorro, esta semana, la ciudadanía ha salido a las calles y se ha manifestado por las redes en clara desaprobación de un proyecto que pretende endeudar al municipio con 3.500 millones de pesos, que se sumarían a otros 4.000 millones que aún no han comenzado a pagarse.

Ante el Concejo en comisión de sesiones extraordinarias, un joven estudiante de Derecho, Darwin Galvis, preguntó a los cabildantes si no les parecía irresponsable endeudar al municipio por un proyecto que no incluye los estudios técnicos que indiquen en qué se va a gastar ese presupuesto y con la intermediación de una empresa que no tiene dentro de su razón social la pavimentación de las vías, de lo cual solo hay unas pálidas pistas en el proyecto de acuerdo. Los concejales no supieron qué contestar

Los concejales tienen una cita con la historia ¿Querrán pasar como héroes o como traidores a su pueblo? Qué importante es que las decisiones se tomen basadas en información, en criterio técnico y en sentido de pertenencia con un pueblo. Decidir a espaldas de un pueblo nunca traerá nada bueno.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad