domingo 18 de agosto de 2019 - 12:00 AM

Las cámaras del despacho

Lo más seguro es que las grabaciones se empiecen a divulgar a cuentagotas y al calor de una campaña electoral en la que se acudirá al desprestigio y no al debate de ideas...
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Yesid Lancheros

En el 2018, sin que nadie lo supiera, el alcalde Rodolfo Hernández instaló en su despacho un sistema de cámaras de seguridad para grabar sus conversaciones cotidianas. Alguien accedió al material y por redes sociales ya empezó a filtrar algunas grabaciones sin contexto y posiblemente con ediciones malintencionadas. En cualquier caso, ¿por qué el mandatario grabó a sus interlocutores?

Es posible que Rodolfo nos diga que lo hizo porque no tiene nada que esconder, que fue un ejercicio de transparencia y que quería tener pruebas en caso de que alguien lo intentara extorsionar u ofrecer comisiones. También he escuchado que, por razones de salud, ubicó estas cámaras para que su familia estuviera al tanto de cualquier novedad.

Las cámaras fueron descubiertas por Germán Torres durante el breve lapso que ejerció como alcalde encargado, mientras Rodolfo estuvo suspendido por la Procuraduría. Torres ordenó desmontarlas y vaya uno a saber si él también está detrás de la filtración de su contenido en medio del pulso que tiene con el Alcalde.

Lo más seguro es que las grabaciones se empiecen a divulgar a cuentagotas y al calor de una campaña electoral en la que se acudirá al desprestigio y no al debate de ideas que ayuden al progreso de Bucaramanga. ¡Qué lamentable! ¿Habrá algún candidato detrás de todo esto?

En las conversaciones se escucharán desde afirmaciones que solo los jueces determinarán si configuran un delito o no, hasta chistes flojos y los típicos chascarrillos de un Alcalde que no conoce la palabra prudencia. También vale la pena preguntarse si todas las personas sabían que Rodolfo las grababa, mientras conversaban. A propósito, ¿el mandatario no ha cuestionado precisamente a los que graban a escondidas?

Así mismo, estos hechos me recuerdan que las grabaciones a la sombra han permitido sacar a la luz grandes escándalos de corrupción. El cartel de la contratación en Bogotá se logró desmontar, entre otras razones, porque los primos Nule grabaron a los políticos que hacían parte de su red. En Perú, fueron célebres los videos de Vladimiro Montesinos, el siniestro asesor de Fujimori, que grabó a todos los que el régimen sobornó.

Vamos a ver entonces qué contienen las grabaciones del despacho de Rodolfo y si esos videos nos ayudarán a seguir erradicando la corrupción o si serán parte de un show planeado para desprestigiar con el afán de buscar votos.

Dato de cierre: Excelente la programación que tendrá la Feria del Libro de Bucaramanga, Ulibro. Gracias a la Unab por este maravilloso encuentro cultural.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad