Jueves 18 de Octubre de 2018 - 12:01 AM

La basura va ganándonos la batalla

La falta de educación, la ausencia de sensibilidad de los ciudadanos, sumada a la carencia de un sistema eficiente de recolección de material reciclable nos lleva a una cifra casi insignificante en este campo.
Archivo / VANGUARDIA LIBERAL

Cumplimos hoy 15 días desde que se vino abajo una celda en El Carrasco y 30 mil toneladas de basura de todas las composiciones quedaran expuestas a la intemperie y en un primer momento causaran una tormenta de olores ofensivos que acosó e indignó a buena parte del área metropolitana.

Lea además: Gallinazos amenazan al transporte aéreo en Bucaramanga

Ese día, luego de varias horas de inexplicado silencio, tímidamente las autoridades aseguraron que la fetidez podía permanecer en el ambiente alrededor de 48 horas, sin embargo, a esta fecha las oleadas de olores nauseabundos siguen maltratando a los residentes del área a cualquier hora del día o la noche.

Además de esta desagradable circunstancia, tenemos la advertencia que ha hecho la Aeronáutica Civil y la misma comunidad de que la población de gallinazos ha aumentado significativamente desde el derrumbe, lo que implica un importante riesgo para las naves que utilizan el aeropuerto de Palonegro.

Pero, si bien la responsabilidad de esta situación radica en las administraciones municipales y departamentales de los últimos años, así mismo al desastre actual ha contribuido la comunidad que, teniendo la responsabilidad y prácticamente la obligación de reciclar, y liberar de paso a El Carrasco de buena parte de los materiales que allí van a degradarse o a aumentar el volumen y peso de la basura, no lo hacen, con lo que se torna mucho menos controlable este problema que ha sido superior a la diligencia o a la capacidad de nuestros gobernantes.

Según lo denunció ayer este diario, reciclamos únicamente el 4,8% de la basura que se produce en una casa, de la que cerca del 80% es reutilizable.

La falta de educación, la ausencia de sensibilidad de los ciudadanos, sumada a la carencia de un sistema eficiente de recolección de material reciclable nos lleva a una cifra casi insignificante en este campo. Algunas administraciones han hecho esfuerzos en esta área, pero han sido poco o nada significativos los progresos. Y mientras tanto, arrastramos hasta El Carrasco toneladas de basura orgánica e inorgánica que colma las celdas hasta derrumbarlas y casi asfixiarnos en malos olores, sin que ni los gobernantes, ni la comunidad tomen conciencia de la magnitud de este problema que, por ahora, está ganándonos la batalla.

Publicada por
Noticias relacionadas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad