Jueves 06 de Diciembre de 2018 - 12:01 AM

Idoneidad y transparencia

Idoneidad en el nombre de quien llegue a ocupar la delicada posición de fiscal ad hoc y transparencia en las actuaciones de quienes tienen la responsabilidad de candidatizar o escoger a esa persona, es lo que la Nación requiere y exige.

Suficientemente golpeadas están las instituciones del Estado y, de paso, la favorabilidad de la imagen del presidente de la República, como para que el Iván Duque se permita, como parece haberlo hecho, equivocarse en la escogencia de la terna que debía enviar a la Corte Suprema de Justicia, para que ese alto tribunal designe al fiscal ad hoc que en tres casos específicos relacionados con Odebrecht, reemplace al titular, Néstor Humberto Martínez, impedido de hacerlo por tener vínculos directos o indirectos con personas relacionadas con los mismos.

El Presidente cumplió con una de las peticiones que había hecho la opinión nacional, que era la de prontitud en la designación de estas personas, pero según prácticamente todos los críticos y analistas, la tarea no parece estar bien hecha. En efecto, el mandatario llenó dos de los tres cupos con dos mujeres que podrían estar inhabilitadas para cumplir con el encargo que se les haría, lo que nos dejaría frente a la indeseable 'terna de uno', curiosa figura nacional usada para encubrir actos de corrupción.

No podemos afirmar que esta sea la intención de Iván Duque, ni mucho menos, pero su error ha llevado a varios de sus contradictores a presentarlo de esa manera, lo que, de plano, ya es una grave inconveniencia en este delicado proceso. El Presidente salió ayer a explicar sus argumentos y como, según su análisis, las dos mujeres ternadas no están inhabilitadas para ejercer la responsabilidad de fiscal ad hoc, básicamente porque, según dijo ayer, “la figura de un fiscal ad hoc es una figura exótica, es una figura que no tiene una reglamentación jurídica” y por tal razón, entre otras cosas, “dado que no hay ninguna reglamentación no existe ninguna inhabilidad para el ejercicio de ese encargo, porque además no es remunerado”.

Para los juristas y para los políticos, el Presidente ha dado un paso en falso, lo que, si se confirma por parte de la Corte Suprema, no solo causaría un trastorno adicional en las investigaciones por Odebrecht que tanto pide el país, sino que extendería, aún más, la sombra de duda que existe sobre este delicado asunto.

Idoneidad en el nombre de quien llegue a ocupar la delicada posición de fiscal ad hoc y transparencia en las actuaciones de quienes tienen la responsabilidad de candidatizar o escoger a esa persona, es lo que la Nación requiere y exige de los líderes de dos de las tres ramas del poder público.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad