sábado 16 de octubre de 2021 - 12:00 AM

A la inspección de las chatarrerías debe seguir una investigación sobre robo de bienes públicos

Lo que ha estado ocurriendo no solamente son irregularidades de algunas chatarrerías, sino la comisión de delitos de parte de varias personas que asaltan los bienes de la ciudadanía y se lucran de ello.
Escuchar este artículo

Después de comentar en este espacio la vergüenza internacional que pasamos los bumangueses por culpa del insólito robo de voluminosos postes de alumbrado público en la Transversal El Bosque, debemos resaltar ahora la acción de las autoridades administrativas de la Alcaldía de Bucaramanga que hizo una inspección en las chatarrerías de la ciudad y no solo encontró cinco, de siete, que operaban irregularmente y hacían méritos para ser sancionadas, sino que encontró también una buena cantidad del mobiliario público con piezas metálicas que ha ido perdiéndose en los últimos meses (y años), sin que hasta ahora haya podido responsabilizarse a ninguna persona o entidad.

El operativo adelantado por la Secretaría del Interior del municipio, encontró que el 75% de las chatarrerías operaba irregularmente, lo que, si bien hay que aplaudir por lo actuado el pasado miércoles, nos deja también el interrogante de por qué tal situación se daba sin que durante mucho tiempo la misma no fuera detectada, castigada y corregida por la administración, máxime cuando se sabe que del robo de recipientes de basura metálicos, tapas de alcantarillas, elementos de alumbrado público, barandas de puentes, etc, se desprende un mercado negro que involucra a algunas chatarrerías.

Pasamos entonces de la desagradable sorpresa del robo de postes de alumbrado público, al operativo de la alcaldía en el que se logró llegar a una parte de la cadena de comercio ilegal de esos elementos, lo que es un avance importante que no debe perderse al cesar en este punto las acciones de orden administrativo y policivo, pues lo que ha estado ocurriendo no solamente son irregularidades de algunas chatarrerías, sino la comisión de delitos de parte de varias personas que asaltan los bienes de la ciudadanía y se lucran de ello.

Obviamente en Vanguardia estaremos atentos, a nombre de los bumangueses, de conocer los nuevos pasos que se den en el curso de las investigaciones que deben seguir a la inspección hecha esta semana, hasta que conozcamos quiénes, cómo y desde cuándo han estado robando y prácticamente traficando con la propiedad pública, sin que hasta ahora nadie haya tenido la diligencia o la inteligencia necesaria para detenerlos. Mientras se actúe dentro de los parámetros de la ley, no hay excusa alguna cuando se trata de defender los bienes públicos, que no son poca cosa, que no son elementos o dinero de nadie, sino todo lo contrario: han asaltado la propiedad de todos y ese delito requiere de su respectivo castigo.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad