viernes 02 de diciembre de 2022 - 12:00 AM

Actualización del POT requiere un debate amplio y transparente

Esperamos que tales advertencias no se hagan realidad y que la alcaldía, como lo ha sostenido hasta hoy, efectivamente desplace para comienzos del próximo año la presentación del POT a los concejales, en el ánimo, sano y transparente, de que, por una parte, se cumpla con todos los pasos de discusión del texto

La credibilidad es, quizás, una de las principales virtudes que ha perdido la clase política colombiana, y podemos decir que la ha perdido casi en su totalidad. Son muy pocas las personas que confían en las actuaciones de los representantes del Estado, en todos sus niveles, por eso, muchas veces los anuncios de los funcionarios o servidores públicos se toman con desconfianza y se presume el incumplimiento de lo que se propone y aunque esto es lamentable e inconveniente, tiene también el efecto conveniente de que los ciudadanos miren con más atención lo que se está decidiendo en las entidades públicas.

Este ambiente de dudas y suspicacias, con rumores de intenciones ocultas e intereses no confesados de parte de algunos, es lo que ha comenzado a rodear el proceso de actualización del Plan de Ordenamiento Territorial de Bucaramanga, sobre el que algunos concejales han dirigido algunas alertas, en tanto sostienen que podría presentarse por el ejecutivo municipal en los próximos días, para hacer correr los tiempos del trámite durante las fiestas decembrinas, que tienen el agregado del cumpleaños 400 de la fundación de la ciudad, con la intención, según lo han dicho, de llevar al pupitrazo la aprobación del texto que se lleve a consideración del Concejo.

Esperamos que tales advertencias no se hagan realidad y que la alcaldía, como lo ha sostenido hasta hoy, efectivamente desplace para comienzos del próximo año la presentación del POT a los concejales, en el ánimo, sano y transparente, de que, por una parte, se cumpla con todos los pasos de discusión del texto con las comunidades, voceros y líderes gremiales y de opinión, pero, así mismo, que el trámite que se siga en el concejo tenga como garantía la realización de debates serios, amplios, objetivos, independientes.

Se trata, por encima de todo, de que no perdamos la oportunidad de hacer una actualización del Plan de Ordenamiento Territorial, con la participación de la ciudadanía, en todas sus expresiones, y que responda realmente a una adecuación a nuevas realidades, al tiempo que permita enmendar situaciones que hoy son altamente conflictivas en varias comunas de Bucaramanga. La trascendencia del documento final que contenga el POT es suficiente para que tanto el alcalde Cárdenas y su gabinete, como los concejales, intenten, en la mayor armonía posible, dar trámite a las discusiones siempre con la mirada puesta no en rencillas personales o mezquinos intereses políticos, sino en la conveniencia y el interés general.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad