martes 16 de abril de 2019 - 12:00 AM

Avanzamos en turismo, pero aún falta

A nuestra región le hace falta una gran política de impulso al turismo, que articule al sector privado y público.
Escuchar este artículo

Este medio registró hace un par de días un informe según el cual, de acuerdo con las tendencias de búsqueda de Google y Kayak, Bucaramanga y Santander están dentro de los 10 destinos favoritos en Colombia para viajar en esta Semana Santa. La capital santandereana ocupa el puesto ocho en este ranking de viajeros nacionales y extranjeros.

Sin duda, Santander ha ido posicionándose gradualmente como un destino nacional, y hoy en distintos municipios de la región es común ver a turistas nacionales y extranjeros conociendo los increíbles paisajes, la gastronomía, la historia que guarda la arquitectura de diversos municipios y disfrutando de la diversidad de clima que tiene el departamento. Esto ha llevado también a que se impulse al sector hotelero y turístico de la región, y a que hoy, como lo dicen las cifras de Google, Bucaramanga y Santander sean una opción válida para pasar una buena temporada de vacaciones.

Pero aunque hemos crecido, aún nos falta. Un tema en el que tenemos que mejorar es en la ausencia de señalización en las vías, que permita a quienes no son oriundos de la región movilizarse por el departamento sin temor a perderse. Hoy, por ejemplo, quienes quieren visitar la represa de Hidrosogamoso y ver el hermoso espejo de agua deben casi que “adivinar” cómo llegar, pues no hay indicaciones sobre la vía. Es común la anécdota de quienes han emprendido esa visita de terminar por vías paralelas y tener que recurrir a los pobladores para averiguar el camino a su destino.

Así mismo, no existe un manejo adecuado del inglés, que permita a los extranjeros conocer cosas tan simples como el nombre de los lugares, el menú de un restaurante, o simplemente poder interactuar con quienes tienen a su cargo servicios de hospedaje, transporte o cualquiera referente al sector turismo.

A nuestra región le hace falta una gran política de impulso al turismo, que coordinada desde la Gobernación articule al sector privado y al público en la consecución de impulsar verdaderamente a la región como un destino turístico. Es imposible desconocer el impulso que desde los gobiernos regionales se ha intentado dar al sector, pero este es insuficiente si a él no se vincula el sector privado. Capacitaciones, estímulos financieros al sector, subsidios a emprendedores, y un gran etc deberían estar en las propuestas.

Y algo básico para estimular el turismo: ser buenos anfitriones. Aún en la región nos falta crecer en la atención al cliente, pues nos falta avanzar en eso de hacer sentir al cliente como casa, enamorarlo del servicio y garantizar con ello un regreso.

Hemos crecido y sin duda, con una buena articulación del sector público y privado lograremos seguir avanzando en el posicionamiento de nuestra región como un destino turístico por excelencia.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad