viernes 03 de diciembre de 2021 - 12:00 AM

Becas Rafael Ardila Duarte, aporte al futuro de la ciudad y de Santander

El fondo de becas que comienza a operar bajo el nombre y la tutela espiritual de Ardila Duarte, sin duda hará un aporte decisivo para centenares de jóvenes de Santander y del país.
Escuchar este artículo

Acaba de crearse en la Universidad Autónoma de Bucaramanga el Fondo de Becas Rafael Ardila Duarte, una noticia que estimula por la cantidad de jóvenes que recibirán un respaldo efectivo para asegurar la continuidad en sus estudios, pero que, además, es un hecho digno y acorde con la vida de este reconocido líder gremial santandereano, quien dedicó gran parte de sus esfuerzos al sector educativo, particularmente desde la Junta Directiva de la Unab, donde impulsó siempre las ideas y proyectos que mantuvieran vigente el espíritu de libertad, igualdad y fraternidad que inspiró a los fundadores del Instituto Caldas, institución madre de lo que después fue la Universidad.

Estos principios que implican solidaridad, oportunidades y verdadera universalidad en el conocimiento, el pensamiento, la expresión, marcaron un camino claro para los gestores de la idea y los impulsores incansables del proyecto, así como para quienes no estuvieron en esas primeras etapas, pero entregaron décadas de esfuerzos de toda índole con el objetivo de asegurar el crecimiento y la expansión de la Unab. El fondo de becas que comienza a operar bajo el nombre y la tutela espiritual de Ardila Duarte, sin duda hará un aporte decisivo para centenares de jóvenes de Santander y del país.

No es desconocido que la escasez de oferta por parte del Estado para la educación superior pública reduce significativamente la posibilidad de los jóvenes de las clases más pobres, que son muy capaces intelectual y académicamente, para acceder a carreras profesionales que les permitan más tarde enfrentar mejor su futuro y hacer mayores aportes a su familia y su comunidad, y es por esto que la universidad privada, cuando es consecuente frente a esta responsabilidad social, debe hacer un esfuerzo extra para crear oportunidades de estudio a estas personas.

Para estos fines son determinantes los particulares que, como en el caso del Fondo de Becas Rafael Ardila Duarte, puedan impulsar la búsqueda de la equidad desde la educación y respaldar con recursos efectivos a los jóvenes de estratos menores, para que el país gane nuevos profesionales y ellos obtengan una oportunidad real y duradera en la vida, como es la que da la educación. Mantener vigentes los principios universales de la Unab, mediante el apoyo a los jóvenes en su necesidad de estudiar, es un testimonio del mayor valor que podía dejar un hombre como Rafael Ardila y ahora su familia, para bien principalmente de Bucaramanga y Santander.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad