miércoles 17 de diciembre de 2008 - 10:00 AM

Bondades y lunares de la reforma política

Luego de una de las discusiones políticas más candentes del año y más difíciles para el Gobierno, fue aprobada por el Senado de la República la controvertida Reforma Política.

El proyecto, que ha tenido críticas y alabanzas desde su gestación por parte de los diferentes partidos, sin duda alguna cambiará el espectro político si logra cursar los cuatro debates que aún le faltan.

Sin embargo, para evitar la discusión eterna sobre la dificultad crónica que sufre este país para trasladar las leyes del papel a la realidad y suponiendo que la reforma sí va a aprobarse y ejecutarse, son varios puntos a favor y algunos en contra que es necesario tener en cuenta para poder ponderarla.

Como primer punto, hay que elogiar que se hayan endurecido los castigos tanto para los congresistas como para los partidos a los que pertenezcan, de resultar comprometidos en investigaciones y procesos por asociaciones o pactos con grupos al margen de la ley. La silla vacía o prohibición de que asuman otros individuos para reemplazar a quienes renuncien o  terminen en la cárcel por sus comportamientos delictivos, es igualmente positiva para el legislativo.

De hecho, si una cláusula como la aprobada hubiera existido con anterioridad, el Congreso hoy estaría con varias curules vacías, sí, pero definitivamente sería un órgano más limpio y transparente.

Sin embargo, es precisamente en ese punto donde simultáneamente puede observarse el primer lunar de la reforma, ya que sólo cobijará a los investigados y condenados por procesos como el de la parapolítica desde el 2009 y no a las colectividades y parlamentarios que ya han deshonrado con su conducta al Capitolio. Deshonra que en varios casos ha cobijado también a quienes los han reemplazado y ni qué decir de diferentes partidos y grupos políticos que hoy son ya sinónimo a nivel nacional de alianzas oscuras, prácticas torcidas y posturas sospechosas.

En síntesis, por ahora con el simple documento de la reforma política, se puede decir en pocas palabras que le estaba haciendo falta al país; incluso, que ha debido ser más severa, pero se trata de un primer paso en la dirección correcta y por lo tanto, debería ser puesta en práctica sin contemplaciones de ningún tipo.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad