martes 11 de febrero de 2020 - 12:00 AM

Bucaramanga ganó en el preolímpico

Podemos tener la satisfacción de que el nombre y la imagen de la ciudad quedaron en alto, se cumplió con los horarios, con las condiciones de trabajo de la prensa y con el comportamiento ejemplar
Escuchar este artículo

Solo el fútbol falló y la eliminación colombiana de Tokio evitó que el cuadrangular final del preolímpico celebrado en Bucaramanga fuera un éxito rotundo. Lo que esperábamos, además del triunfo del seleccionado nacional, por supuesto, era que la ciudad pudiera demostrarle al país y a las directivas internacionales del fútbol que está en capacidad de organizar y desarrollar con total calidad un certamen de las dimensiones de este, e incluso algunos de mayor exigencia.

Al concluir el pasado domingo el cuadrangular final del preolímpico de fútbol, podemos tener la satisfacción plena de que el nombre y la imagen de la ciudad quedaron en alto, en el ámbito suramericano especialmente, por cuanto se cumplió estrictamente con los horarios de los partidos, con las condiciones de trabajo de la televisión y la prensa en general, con el comportamiento ejemplar de los aficionados en las tribunas, donde se compartió con hinchas de equipos rivales con total respeto y armonía. Se cumplió también con el estado impecable del gramado del estadio Alfonso López, aunque siguen faltando algunos detalles para considerarlo en estado óptimo.

En fin, todo lo que estaba relacionado con la competición deportiva y su cubrimiento por televisión y demás medios de comunicación, se cumplió adecuadamente, pues no se tuvo noticia de una sola reclamación al respecto. Seguramente se presentaron pequeñas fallas, pero en ningún momento la organización quedó expuesta a un fallo que empañara el torneo.

Hasta donde pudimos tener conocimiento, los otros componentes relacionados con la permanencia de los deportistas en la ciudad también funcionaron. Los horarios y la atención en el aeropuerto Palonegro, el profesionalismo de quienes atendieron a las delegaciones en los hoteles, así como el cariño de los hinchas frente a las diferentes selecciones nacionales. La ciudad les respondió con la cordialidad que le es característica a los jóvenes jugadores en las calles y centros comerciales, donde fueron atendidos con una calidez sorprendente para ellos mismos, como lo manifestaron en más de una oportunidad.

No solo a la Conmebol o a la Federación Colombiana de Fútbol se les demostró nuestra capacidad, sino que para nosotros mismos debe ser este un punto de referencia para entender que la ciudad unida y coordinada, como un equipo, tiene los escenarios, los recursos físicos y económicos y la gente capaz de organizar eventos de trascendencia nacional e internacional con todo éxito. Podemos entonces declararnos satisfechos todos, organizadores y población en general, por el deber cumplido. Tratemos de mantener esta sinergia para obtener nuevas e importantes oportunidades para la ciudad.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad