jueves 10 de octubre de 2019 - 12:00 AM

Bucaramanga inteligente

A nadie escapa que convertir en ciudades inteligentes a las que componen nuestra área metropolitana sería alcanzar un factor decisivo de desarrollo de las mismas
Escuchar este artículo

Bucaramanga comienza a hacer esfuerzos mayores por recorrer el camino hacia convertirse en ciudad inteligente, un propósito que, dicha sea la verdad, debió trazarse hace ya bastantes años y que nos encuentra rezagados en este campo del desarrollo que imponen las modernas tecnologías.

Si bien hemos mostrado un avance sostenido en cuanto al cubrimiento poblacional con las redes de Internet, que nos ha ubicado desde hace varios años en los tres primeros lugares a nivel nacional, tenemos que reconocer que no hemos avanzado mucho en lo que tiene que ver con la creación de espacios o de herramientas inteligentes que nos lleven a mejores condiciones en nuestra calidad de vida, tanto en el ámbito más particular de nuestras residencias o sitios de trabajo, como en el espacio de lo público.

El desarrollo de una ciudad inteligente debe acercarnos tanto a la innovación como a la sostenibilidad de manera que podamos diseñar nuevas y más eficientes alternativas en lo que se relaciona con sensibles campos como el del gobierno en general, la economía, el medio ambiente, la movilidad, la seguridad, la planificación urbana y territorial, todo dentro de un concepto de evolución y transformación digital que cubra ojalá a la población en su totalidad, para que todo esto suceda acompañado de la necesaria igualdad de oportunidades para todos los habitantes.

Expertos que han visitado nuestra ciudad, como es el caso de Manuel Redondo, presidente ejecutivo de Fira Barcelona México, aseguran que tanto Bucaramanga como el área metropolitana en su conjunto, muestran varias potencialidades para la implementación de los elementos que nos conviertan en ciudades inteligentes y aunque son evaluaciones que recibimos con beneplácito y esperanza, debemos reconocer también que el trecho que deberíamos recorrer es aún bastante largo y empinado, sobre todo porque en el esfuerzo tienen injerencia directa y determinante nuestros dirigentes políticos, quienes deben no solamente tener claro este concepto, sino hacer las gestiones suficientes, transparentes y oportunas para que podamos realmente alcanzar esta meta.

A nadie escapa que convertir en ciudades inteligentes a las que componen nuestra área metropolitana sería alcanzar un factor decisivo de desarrollo de las mismas, lo que, sin lugar a dudas, nos ubicaría en un lugar preponderante para competir a nivel nacional con otras ciudades que han comenzado más temprano esta carrera y han sido más eficaces en el empleo de sus capacidades para alcanzar este fin. Es esta otra misión que debemos proponernos en conjunto el sector público y privado, sin mezquindades, porque de ello se deriva el mayor bienestar para todos.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad