sábado 07 de diciembre de 2019 - 12:00 AM

Bucaramanga y las ventas ambulantes

La Alcaldía de Bucaramanga diseñó el Plan Maestro de Espacio Público, en cuyo estudio y conformación se invirtieron millonarios recursos. Sin embargo, termina esta alcaldía sin que tal propuesta haya logrado implementarse
Escuchar este artículo

Termina el cuatrienio para el que fue elegido popularmente como alcalde de Bucaramanga Rodolfo Hernández. Su obra, como toda faena humana, tiene aciertos, pero también momentos, actitudes y episodios que el pasar de los días irá decantando y estableciendo en qué medida fueron o no atinados, si pudieron o no haber sido mejor enrumbados. Pero la ciudadanía tiene la percepción de que un asunto no se acometió debidamente y por ello hundió sus raíces verticales mucho más hondo del punto en que estaban hace cuatro años: el problema de los vendedores y las ventas ambulantes o informales, que cada día estrangula más al mapa de nuestra ciudad.

Ese desordenado mercado informal es cada vez más agresivo, se enseñorea y objeta cualquier solución dada, crece incontenible y desordenadamente por aceras y vías vehiculares, zonas verdes y parques, crea desaseo, caos, deteriora cada vez más el contexto socioeconómico y arrincona a todos aquellos que cumplen las normas de urbanismo y convivencia que el Estado ha implantado.

Bucaramanga ha padecido el comercio informal desde principios de los años sesenta del siglo XX, pero nunca había llegado el asunto a las honduras en que está hoy en día. Muy amplias zonas de la ciudad y vías públicas son usadas en forma abusiva por vendedores de cigarrillos y dulces por unidad, mercaderes de confecciones, pequeños talleres de reparación, vendedores de juguetes, útiles escolares, libros, cachivaches, comida, artesanías, calzado, etc., personas que compiten entre sí, que usan bienes públicos y no pagan impuestos, que laboran en medio del inmenso desorden, sobreocupando andenes, que son impulsadores de grandes problemas citadinos.

Los científicos sociales consideran que para darle al comercio informal una solución es necesario volver a los vendedores informales actores participativos de los procesos y planes de desarrollo urbano de la ciudad, hacerlos aliados del Estado, lograr que trabajen conjuntamente con la alcaldía en la solución de los problemas que su actividad genera.

Con este objetivo, la Alcaldía de Bucaramanga diseñó el Plan Maestro de Espacio Público, en cuyo estudio y conformación se invirtieron millonarios recursos. Sin embargo, termina esta alcaldía sin que tal propuesta haya logrado implementarse de forma adecuada.

Las soluciones que a lo largo de los años han dado las autoridades municipales no han sido acertadas El nuevo alcalde recibe tal asunto en un punto álgido. Uno de sus grandes desafíos es darle solución, pues este problema está cercano al estallido.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad