viernes 24 de enero de 2020 - 12:00 AM

Calma y prevención frente al coronavirus

Es de crucial importancia que las personas eviten ser presas del alarmismo y consulten siempre para este tema las fuentes de información conocidas, fidedignas y verdaderamente confiables.
Escuchar este artículo

La decisión a la que llegó ayer la Organización Mundial de La Salud, luego de analizar toda la información médica disponible, en el sentido de no declarar la Emergencia de Salud Pública de Interés Internacional en relación con el nuevo rotavirus conocido como Wuhan, si bien se ajusta a las condiciones existentes hoy, es un parte de tranquilidad para el mundo que mira de cerca la evolución de la enfermedad.

Pero, independientemente de lo expresado por la OMS, es muy importante que se entienda que en estos casos de preocupación mundial, es decisiva la actitud que tomen individualmente las personas, tanto en sus conductas relacionadas con las medidas de seguridad para evitar contagiar o ser contagiado, como en el cuidado que hay que tener para no dejarse llevar por el alarmismo y las noticias falsas que en estos casos aumentan de forma sorprendente y contraproducente.

En cuanto a este nuevo coronavirus de Wuhan, las autoridades en salud han hecho recomendaciones, que son básicamente las mismas de otras ocasiones, como evitar el contacto con personas afectadas por infecciones respiratorias; lavado de manos frecuente, especialmente antes y después del contacto directo con personas enfermas y su entorno; cubrirse la boca y la nariz con el antebrazo o pañuelos desechables al toser o estornudar y evitar el consumo de alimentos que no estén adecuadamente cocinados, en caso de que se demuestre que este virus puede transmitirse a través de los alimentos.

La acción de los gobiernos debe ser inmediata y contundente, en tanto se hace imperioso llegar al mayor número de personas, en el menor tiempo posible, con una información sencilla, comprensible y breve que sirva para que las personas entiendan que su acatamiento les garantizará, a cada uno, evitar la enfermedad, pero que también, su observancia logrará que, en cada comunidad, se levanten las barreras necesarias para que nadie sufra contagio alguno.

Pero, como decíamos al comienzo, es de crucial importancia que las personas, en lugar de acudir a la información ligera, muchas veces equivocada de buena fe y algunas otras intencionalmente errónea, de las redes sociales, eviten ser presas del alarmismo y consulten siempre para este tema las fuentes de información conocidas, fidedignas y verdaderamente confiables. En tanto los organismos de salud en el mundo determinan con certeza las características y consecuencias de este nuevo virus, la recomendación para la población es la prudencia frente a la enfermedad y frente a la información.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad