jueves 07 de diciembre de 2023 - 12:00 AM

Celebremos en paz la noche de las velitas

A los bumangueses hoy, especialmente, les sugerimos que rindan homenaje a la Vírgen María, si así lo sienten y lo desean, pero que lo hagan de manera que se garantice la paz en sus hogares y vecindarios, lo que se logra dando atención principal a los niños que están en los andenes con sus velitas
Compartir

Con la ‘Noche de las velitas’ comienzan las celebraciones navideñas, que más tarde comprenderán también la novena, la noche misma de la Navidad y, ya fuera de la tradición religiosa, el 31 de diciembre con el Año Nuevo. Todas estas ocasiones motivan la reunión de familias, vecinos y amigos y, como es el caso de esta noche, una fiesta en la que participan particularmente los niños y aunque tiene un profundo sentido y sentimiento religioso de agradecimiento a la Virgen María, la imprudencia muchas veces ha convertido esta en una de las noches en las que crecen los registros de personas heridas por quemaduras.

Lamentablemente, lo que debería ser un momento tranquilo, religioso, como lo es el sentido íntimo de la conmemoración de la existencia y la protección de María a los católicos, en virtud de la irresponsabilidad de muchos, se ha convertido en una fiesta para adultos y un motivo para darle paso a la quema de pólvora, por lo que termina por convertirse en una combinación, a veces fatal, entre el alcohol de las bebidas, las velitas en la entrada de las casas y la pólvora, es decir, todas las condiciones para producir una tragedia.

Todo esto ocurre, dicho sea de paso, en frente de las autoridades que, como parte de un protocolo del absurdo, expiden cada año un decreto prohibiendo la comercialización y utilización de la pólvora en el espacio público, sin que exista, fuera del inane texto administrativo, ni la intención real, ni las acciones para que el mismo se cumpla, es decir, se publica el decreto de la prohibición, simplemente como si fuera una más de las leyendas decembrinas, pero la verdad es que todo continúa igual, incluyendo, desgraciadamente, un número de personas heridas o muertas, y eventualmente incendios de viviendas por causa de la pólvora.

A los bumangueses hoy, especialmente, les sugerimos que rindan homenaje a la Vírgen María, si así lo sienten y lo desean, pero que lo hagan de manera que se garantice la paz en sus hogares y vecindarios, lo que se logra dando atención principal a los niños que están en los andenes con sus velitas, ojalá sin quemar pólvora en los frentes de las viviendas y sin consumo de bebidas alcohólicas. Esperamos que nuestros lectores disfruten esta noche lo que debe ser, en pocas palabras, un momento de unión familiar, una ocasión de encuentro con los amigos y una reconfortante e íntima celebración religiosa.

Noticias relacionadas:

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad