lunes 11 de enero de 2021 - 12:00 AM

Cero deserción y máxima calidad se espera del regreso de los alumnos al colegio

La generación y sostenimiento de un entorno bioseguro en los colegios, mientras mejoran las condiciones de salud pública, permitirá que los estudiantes efectivamente puedan comenzar su regreso al colegio para que se frene la deserción que en tan dolorosa proporción se presentó el año pasado...
Escuchar este artículo

Con un aforo máximo del 30% y el propósito de contar con todos los elementos y medidas de bioseguridad que les garantice conservar intacta su salud, decenas de miles de estudiantes del sector oficial y de instituciones privadas de Bucaramanga aspiran a regresar a las aulas en este primer mes de 2021, y aunque estamos pisando los terrenos más empinados del nuevo pico pandémico en la ciudad, el área metropolitana y el Departamento, debemos registrar este anuncio como un hecho positivo y ver con optimismo el resultado de tal decisión, en tanto el año pasado se hizo cada día más evidente la necesidad de este regreso al colegio.

Una primera necesidad en esta etapa de regreso parcial y en alternancia a las instituciones escolares es que exista el mayor grado posible de coordinación entre todas las instancias directivas públicas y privadas para que el sistema en su conjunto pueda reaccionar pronta y adecuadamente tanto a las novedades que se presenten en aspectos de salud, como en el área misma de la pedagogía, pues lo que se va a probar, por una parte, no tiene antecedentes y, por otra parte, los que estarán expuestos a contingencias de distinta índole son los niños y jóvenes que podrán asistir a los salones de clase.

Y, a propósito de riesgos, los maestros, en una actitud perfectamente legítima, han señalado la importancia de contar efectivamente con las condiciones y elementos de bioseguridad que efectivamente impidan que se presente un foco de contagio de COVID-19 en cualquiera de las instituciones en que se esté trabajando, contando, además, con que muchos de los profesores están en edades en las que, una vez contraída la enfermedad, el riesgo de complicación es mayor. La alcaldía ha respondido que cuenta con cerca de $2.430 millones para dotación de bioseguridad y elementos de protección a las comunidades académicas.

La generación y sostenimiento de un entorno bioseguro en los colegios, mientras mejoran las condiciones de salud pública, permitirá que los estudiantes efectivamente puedan comenzar su regreso al colegio para que se frene la deserción que en tan dolorosa proporción se presentó el año pasado en el sector oficial; también es importante que el nivel académico mejore con la alternancia ya que en este sentido también se registró una significativa caída el último año. Un desafío importante tiene el sector educativo para este 2021, del que esperamos que todos, Estado, maestros, estudiantes y padres de familia salgamos bien librados.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad