viernes 24 de julio de 2020 - 12:00 AM

Científicos recomiendan calma frente a los recientes movimientos sísmicos

Los santandereanos hemos vivido junto al nido sísmico toda la vida y respetamos su potencial peligrosidad... Aunque tenemos claro que hasta hoy la ciencia no está en capacidad de predecir los sismos, sabemos que siempre hay que estar alerta...
Escuchar este artículo

Se entiende que los habitantes del área metropolitana de Bucaramanga y algunos otros municipios cercanos estén preocupados por los sucesivos temblores que hemos experimentado en las últimas semanas, por cuanto, aunque sabemos que tales eventos ocurren varias veces al día, aunque sean imperceptibles, recientemente se han sentido con inusitada frecuencia y algunos con cierta fuerza. Lo que no se justifica es que haya personas que han usado las redes sociales o bien para difundir versiones alarmistas sin justificación alguna, o han caído en el juego de replicar informaciones falsas entre sus seguidores que advierten sobre un supuesto temblor de gran magnitud.

Es absolutamente reprobable esta conducta en todos los casos, pero, sobre todo cuando se trata de un asunto de esta seriedad e importancia para las comunidades de los municipios más cercanos al nido sísmico de Bucaramanga. Ante las expresiones de intranquilidad de muchos de nuestros lectores, Vanguardia publicó un informe consultando la opinión de expertos en el tema, quienes restaron toda importancia a esas voces y versiones pretendidamente científicas que presagian catástrofes.

Los expertos consultados explicaron que no solamente tenemos el nido sísmico, sino que en la región hay dos fallas geológicas que también pueden causar temblores como son la falla Bucaramanga-Santa Marta y la falla Suárez, pero, según el director del Observatorio Sismológico del Nororiente Colombiano de la Universidad de Santander, Udes, todos los movimientos que han percibido los bumangueses en las últimas semanas se han originado en el nido, como se concluye, entre otras cosas, por su gran profundidad, lo que, de paso, hace muy poco probable que se produzcan grandes daños.

Además de los conceptos confiables de personas que no solo son expertos en asuntos relacionados con estas materias, sino que conocen la realidad local al respecto, se oyó un muy ponderado consejo de parte de Marta Calvache, directora de Geoamenazas del Servicio Geológico Colombiano, quien recomendó a los habitantes de esta zona del departamento tener calma combinada con preparación y a esto respondieron las Unidades de Gestión del Riesgo de Desastres y los organismos de socorro que están atentos ante cualquier amenaza que se presente. Los santandereanos hemos vivido junto al nido sísmico toda la vida y respetamos su potencial peligrosidad, tenemos larga experiencia con esta clase de eventos y por eso no debemos dejarnos confundir. De todas formas, aunque tenemos claro que hasta hoy la ciencia no está en capacidad de predecir los sismos, sabemos que siempre hay que estar alerta. Lo que sí es claro en todos los tiempos es que las construcciones sí deben cumplir con todas las normas de resistencia para evitar cualquier tragedia.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad