jueves 19 de enero de 2023 - 12:00 AM

Clientelismo en las corporaciones autónomas ambientales

Sobre la Cdmb y la CAS, se cierne, otra vez, la sombra de grupos políticos al asecho de los cargos directivos en esa corporaciones y, por supuesto, del poder burocrático y el manejo de los recursos de estas instituciones, justamente en momentos en que comienza a agitarse el año electoral

Nuevamente los santandereanos nos enteramos de noticias que demuestran que el lastre de la politiquería y el clientelismo siguen afectando a las entidades encargadas de la protección del medio ambiente, tanto en Bucaramanga como en Santander, pues, según pudieron confirmarlo periodistas de esta casa editorial, sobre la Cdmb y la CAS, se cierne, otra vez, la sombra de grupos políticos al asecho de los cargos directivos en esa corporaciones y, por supuesto, del poder burocrático y el manejo de los recursos de estas instituciones, justamente en momentos en que comienza a agitarse el año electoral.

La Contraloría Departamental, que todavía responde a los intereses de Fredy Anaya, dado que la actual jefa de la entidad, Blanca Luz Clavijo, que ha estado por dos meses en calidad de encargada, luego de que el nombramiento de Anaya fuera suspendido por el Consejo de Estado, es obsecuente seguidora de este dirigente y organizó recientemente unas capacitaciones que congregaron a los alcaldes del departamento, quienes denunciaron que Anaya aprovechó estas reuniones para hablarles sobre quién debería ser elegido en la dirección de la Cdmb, corporación que no ha podido salir de la égida de este personaje desde cuando, hace 20 años, él mismo ocupó la silla principal de esa entidad.

Así como la Gobernación, alcaldías, Asamblea y concejos se votarán a finales de año, de ese paquete formarán parte la CAS y la Cdmb, lo que, como se ve desde ahora, es una muy desafortunada coincidencia en tanto estas entidades, que, como ocurrió en la primera etapa de la Corporación de Defensa de la Meseta, deberían brillar por la capacidad técnica y científica de sus directivos, fueron transformadas y asaltadas por caciques y clanes clientelistas que las coparon y las convirtieron en fortínes burocráticos y de corrupción

Preocupa mucho que políticos cuestionados sigan moviendo los hilos en estas entidades regional y lo hagan de la forma como lo declaró a este diario uno de los alcaldes: “A mí me dijo Anaya que lo tenía que ayudar para votar por los alcaldes que él dijera para el Consejo Directivo de la Cdmb. Además dejó en claro que él era el que seguía mandando en la Contraloría, si no accedía a sus órdenes me mandaba a empapelar”. El excongresista, entonces, no solo alardea de tener contralora de bolsillo, sino que lo hace para usarla como arma en contra de los funcionarios. Esa clase de ‘política’ es la que cada vez nos degrada más como electores y como sociedad.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad