sábado 28 de noviembre de 2020 - 12:00 AM

Comprar lo nuestro es otra forma de enfrentar esta crisis

Pensar en el productor y el comerciante local es algo que debería promoverse desde todos los estamentos. Es el momento, insistimos, de comprarles a los proveedores santandereanos...
Escuchar este artículo

Según la encuesta de Pulso social del Dane, recientemente conocida y aplicada hasta octubre pasado, prácticamente en tres cuartas partes de los hogares bumangueses (73,3%) sus miembros se sienten en peores condiciones económicas que las que vivieron el año pasado. Pero hay un índice aún más dramático: el 25,4% del 26,7% restante considera que su economía familiar es “mucho peor” hoy que en 2019. Esto nos muestra, claro, los efectos devastadores de la pandemia que se extendió por los últimos siete meses y tardará algunos más en reducirse y desaparecer, pero también estos datos nos dejan ver la radiografía de la economía en Bucaramanga.

La debilidad de las finanzas de los hogares bumangueses nos da una idea del esfuerzo que habrá que hacer para recuperar los índices mayores de la economía del departamento en general, puesto que en la medida en que las familias pierden capacidad de gasto, el comercio, el turismo, los restaurantes y otros tantos sectores verán muy difícil conservar su equilibrio entre la austeridad de los compradores y las múltiples limitaciones de la pandemia.

Finalmente, lo que significa esta situación es que unos y otros, consumidores, productores y comerciantes, viven una misma situación y solo la comprensión de que se comparte una misma realidad nos puede acercar a las acciones solidarias y a la vez prácticas que se requieren para superar al menos en parte la crisis presente. Si el mayor o menor gasto de las personas en esta temporada se dirige prioritariamente a nuestro comercio e industria, el dinero circulará por la economía local prioritariamente y esto mantendrá o mejorará, a su vez, el empleo directo e indirecto, las finanzas familiares y, en general, mejorará las posibilidades de que después de este fin de año la recuperación mantenga un ritmo hacia una estabilización pronta.

Pensar en el productor y el comerciante local es algo que, por lo expuesto hasta aquí, debería promoverse desde todos los estamentos. Es el momento, insistimos, de comprarles a los productores y proveedores santandereanos, sin que esto nos lleve a un concepto endógeno o provinciano de la economía, pues hablamos solo de enfrentar la coyuntura de manera que podamos simultáneamente apoyarnos como comunidad y dejar sentado el precedente de la solidaridad como actitud posible cuando enfrentamos una calamidad en la que todos somos damnificados. Apoyar nuestro sistema productivo y nuestro comercio es, pues, la manera de procurar las mejores condiciones tanto para nuestras familias, como para nuestra región. En www.vanguardia.com/conecta podrá conocer una larga lista de proveedores santandereanos, que esperan por nuestro apoyo.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad