domingo 17 de mayo de 2009 - 10:00 AM

Contraste de dos opiniones públicas

De la madurez que tenga la opinión pública de un país, depende en gran medida la calidad de los gobernantes con los que cuente. Esta verdad de Perogrullo, quedó demostrada una vez más esta semana en dos puntos lejanos del planeta, el Reino Unido y Venezuela.

 Y es que mientras en la nación europea el Gobierno enfrenta una crisis profunda, con una aceptación por el piso en las encuestas por cuenta del derroche de fondos públicos por parte de varios ministros y otros funcionarios estatales dados a conocer por la prensa, por los lados del país vecino, a pesar de la dilapidación constante del erario cada vez más evidente, la opinión publica parece hechizada en su capacidad de reacción. Es más, en cada oportunidad en que se destapan escándalos cada vez más graves en ese sentido, el apoyo popular al Gobierno parece aumentar.

De ahí surge la pésima administración con la que cuentan los venezolanos, de la cual les va a tomar décadas recuperarse.

Sí. A la vez que en el viejo continente, los gastos en pañales, muebles para individuos particulares y vigilantes privados para los ministros podrían provocar incluso hasta la caída del Jefe de Estado, por los contornos de Hugo Chávez, los gastos de más de 50 mil dólares en dos botellas de vino de sus funcionarios en gira por Europa, así como los latifundios que ha logrado comprar la familia cercana al Presidente sin mayor explicación sobre la proveniencia de los fondos, sólo han generado aumentos en su popularidad.

Pero Colombia ¿cómo esta? ¿A cuál de sus pares se parece más?

Esas son dos de las preguntas que debe hacerse el país entero, no solo en cuanto al derroche y el despilfarro de bienes públicos, sino en lo referente a los puntos más trascendentales y las decisiones más importantes que toma en la actualidad no solo la administración central, sino todas las departamentales y municipales.

De las respuestas que se traduzcan en apoyo popular o falta del mismo a sus mandatarios, se deducirá qué tan madura políticamente es la opinión pública nacional.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad