miércoles 07 de abril de 2021 - 12:00 AM

Conviene ampliar el debate sobre la seguridad en el área metropolitana

Son necesarias nuevas estrategias para enfrentar la inseguridad y nuevas aproximaciones al fenómeno, pues hace ya tiempo que la delincuencia se ha movido de viejas formas de asalto al ciudadano para incurrir en tipos mucho más violentos de asalto callejero y peligrosas bandas
Escuchar este artículo

Un debate sobre la inseguridad en Bucaramanga, en buena hora promovido por el Concejo de la ciudad, dejó de presente varios hechos. Por una parte queda cada vez más claro que no solo se hace necesario determinar nuevas estrategias para enfrentar la inseguridad, sino que se necesitan nuevas aproximaciones al fenómeno, pues hace ya tiempo que la delincuencia se ha movido de viejas formas de asalto al ciudadano como el raponazo, el pellizco, el engaño o el atraco, para incurrir no solo en tipos mucho más violentos de asalto callejero, como atracos masivos en buses, restaurantes, almacenes u otros establecimientos, paseos millonarios o secuestros express, sino que ha desarrollado estructuras cada vez más poderosas y peligrosas dedicadas al microtráfico, especialmente.

Una nueva realidad exige, obviamente, un nuevo abordaje del problema y en ello es importante la declaración del alcalde Juan Carlos Cárdenas en el sentido de articular planes metropolitanos, pues estamos tratando una realidad que afecta a toda el área, y aunque tenemos una policía metropolitana, la verdad es que, salvo casos puntuales, la seguridad sigue tratándose separadamente por cada uno de los alcaldes del área, lo que puede estar causando que la labor policial se diluya en requerimientos demasiado puntuales e innecesaria obligación burocrática.

Las causas de la inseguridad son múltiples y algunas conocidas, como la inequidad, el desempleo, la deserción escolar en algunos casos, la carencia de oportunidades de toda índole, aunque, claro, cada región aporta sus particulares razones también. Por esto, es muy importante que se haya hecho este debate en el Concejo de Bucaramanga y que en el mismo se haya intentado poner en claro el máximo posible sobre causas, cifras, diagnósticos, planes, entre la administración, la Corporación y la Policía, aunque la oportunidad también se hace propicia para sugerir que se amplíe el debate hacia la ciudadanía, que puede manifestarse a partir de sus distintos órganos de expresión, como los gremios, los sindicatos, los líderes comunales, etc.

Ampliar la base democrática y de discusión en un asunto tan complejo y que toca directamente a la población metropolitana, no solo puede dar más y mejores perspectivas de lo que está ocurriendo al interior de las comunidades, sino que puede llevar a que las estrategias que de todo esto surjan, sean mejor recibidas, mejor entendidas y tengan un mayor respaldo de la ciudadanía que hoy se resiente por la ausencia de la autoridad en una situación de inseguridad que desde hace años le angustia porque percibe como extremadamente amenazante.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad