domingo 16 de enero de 2022 - 12:00 AM

De nuevo la doble calzada La Virgen-La Cemento queda en el limbo

Esta es otra gran muestra del deterioro en el que se ha sumido el departamento en los últimos años, derivado de la ausencia de verdaderos líderes regionales, que trabajen en pro de un Santander grande, y que muy por el contrario ha sido copado por mercaderes del poder...

Hace años que los santandereanos debíamos estar usando el tramo vial conocido como la doble calzada La Virgen-La Cemento. Esta obra, viabilizada con un gran paquete vial aprobado en el gobierno Uribe para todo el país, pretendía fortalecer la comunicación entre las ciudades y los puertos y debía estar lista en el 2012. Pero tras los constantes incumplimientos del contratista, y ante los retrasos de este y otros corredores viales que debían construirse con el recaudo de los peajes de Lebrija y Rionegro, se firmó el Convenio 1113, a través del cual distintas entidades nacionales y regionales se unían para administrar los recursos, y a través de nueva licitación terminar las obras.

Pero de forma increíble esta semana se conoció que la más importante obra vial que se tenía prevista en el área metropolitana de Bucaramanga para los próximos años no tiene viabilidad financiera, razón por la cual se revocó esta licitación.

El Instituto Financiero para el Desarrollo de Santander, Idesan, y la Gobernación decidieron echar atrás el proceso, en el que participaban 34 proponentes, y que había sido objeto de denuncias de direccionamiento, hechas por el alcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas.

Según la resolución 0018 del 12 de enero de 2022, que revocó la licitación, la obra no tiene fuentes de financiación que puedan amparar las obligaciones contractuales. El presupuesto era de 103 mil millones de pesos, recaudados en los peajes de Lebrija y Rionegro, sin embargo, este último se encuentra fuera de servicio hace varios meses, después de que fue vandalizado durante el paro nacional.

Una vez más Santander se queda sin un gran proyecto por la incapacidad de sus líderes de sacar adelante megaobras, que trasciendan al mandatario de turno.

Esta es otra gran muestra del deterioro en el que se ha sumido el departamento en los últimos años, derivado de la ausencia de verdaderos líderes regionales, que trabajen en pro de un Santander grande, y que muy por el contrario ha sido copado por mercaderes del poder, que pasan por los cargos con el único fin de saquear lo que más puedan. Lamentable todo lo sucedido con este proyecto. ¿Qué vendrá para poder sacar adelante esta obra? ¿Dónde están los recursos recaudados hasta hoy? ¿A cuánto ascienden? Esperamos que los santandereanos tengamos muy pronto estas respuestas.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad