lunes 27 de julio de 2009 - 10:00 AM

Digno de mejor suerte

La única manera de aminorar la brecha entre los países desarrollados y los subdesarrollados, generosamente llamados 'en vía de desarrollo', como Colombia, consiste en impulsar los estudios de las 'ciencias básicas' y de las 'tecnologías aplicadas', y es por esta razón que los países y las ciudades que han comprendido a cabalidad esta realidad han diseñado mecanismos para promover los estudios científicos entre la juventud y la niñez, y por eso en las grandes ciudades aparecieron los 'Museos de Ciencia' y se multiplican las organizaciones y las oportunidades de dar a conocer estas importantes ramas del saber humano.

Visitar los museos de ciencia de Nueva York, Boston, París, Madrid, etc., y entre nosotros Bogotá con su Maloka, no sólo es un programa agradabilísimo en familia, sino una excelente forma de motivar a los niños y los jóvenes para que se interesen por los temas de la ciencia y la tecnología y luego se decidan a estudiarlas.

Hace unos diez años, un Alcalde de Bucaramanga con visión futurista propuso la creación de un 'Parque Interactivo de Ciencia y Tecnología', denominado 'Neomundo', el cual fue posteriormente ignorado y abandonado por alcaldes con miopía cultural, y sólo hasta hace tres años, en diciembre del 2006 pudo ser inaugurado con bombos y maracas, para complacencia de todos y para estímulo de niños y jóvenes con intereses académicos e investigativos y, aunque nunca funcionó a plena marcha, fue factor de motivación y de culturización para quienes lo visitaron en su momento.

Ahora nos desayunan con la noticia de que 'Neomundo cerraría sus puertas en agosto', porque quienes han debido apoyarlo y sostenerlo no actuaron como estaba programado y prometido, y 'la crisis financiera lo tiene el borde del cierre definitivo'.

Sería muy deplorable y doloroso que los actuales Gobernador de Santander, Alcalde de Bucaramanga, Ministra y Viceministro de Educación Nacional, Director de Colciencias, y el mismo Presidente de la República, para quienes el faltante económico no representa una suma difícil de conseguir, pasarán a la historia cultural de nuestra ciudad como los sepultureros de una obra visionaria que nació para crecer y solidificarse, y no para terminar en un entierro de segunda y lamentaciones de todos.

Creemos que salvar a Neomundo debe constituirse en un propósito regional en el que todos los santandereanos debemos matricularnos y aportar nuestro 'granito de arena', porque sería penoso que el coraje y la valentía sólo nos sirvan para hacer ruido y no para unirnos y defender nuestro patrimonio académico y cultural, así como una de las pocas instituciones que podemos mostrarle a nuestra juventud para su distracción sana y para su progreso académico e intelectual. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad