sábado 25 de abril de 2020 - 12:00 AM

El COVID-19 no se cura con remedios caseros

La gente debe abstenerse de seguir recomendaciones, por ejemplo, de ingerir ciertas drogas, preparar mezclas de sustancias naturales o acudir a otras prácticas caseras... Las guías de la comunidad científica mundial son las que debemos seguir....
Escuchar este artículo

El mundo entero se ha conmocionado con la pandemia de COVID-19, causada por el coronavirus, y entre todos los sentimientos que esta situación de emergencia mundial ha originado, el miedo es, quizás, uno de los predominantes. La carencia de información confirmada sobre el virus ha originado un alud de versiones de todo tipo, muchas de ellas catastróficas, sobre la salud de las personas, las causas, las consecuencias, los tratamientos y las sustancias, naturales o químicas, que podrían salvarnos de enfermar o morir como consecuencia de la nueva enfermedad.

Este es, en pocas palabras, el ambiente que se respira en los cinco continentes, y debido a esta gran cantidad de preguntas sin resolver, las personas han llenado las redes sociales de toda clase de aparentes consejos, falsas confirmaciones, divulgación de rumores y no pocas teorías de conspiraciones de los círculos más poderosos del mundo, que serían una especie de patrocinadores de la pandemia, para satisfacer un interés particular. Incluso el presidente de los Estados Unidos, la nación más poderosa del mundo, con científicos de la más importante reputación, ha entrado en el juego de las especulaciones y se ha otorgado el derecho de hacer recomendaciones, rápidamente desautorizadas por los expertos.

En efecto, el presidente Donald Trump sugirió inyectar desinfectante a las personas, para ponerlas a salvo del coronavirus, versión que casi de inmediato reprobó la Food and Drug Administration, máxima autoridad de salud en Estados Unidos. Y así como el primer mandatario de esa nación norteamericana incurre en ligerezas y desatinos científicos en referencia a la pandemia, el común de las personas, guiadas sobre todo por su angustia, pero en muchos casos también por la ignorancia absoluta en asunto médicos, creen fácilmente en remedios caseros o en drogas que se recomiendan irresponsablemente.

Lo único que es cierto, por ahora, es que no se ha logrado establecer una cura contra el COVID-19, ni siquiera existe un método eficaz de tratamiento para la enfermedad, no hay una vacuna y tal opción, según los expertos, está a varios meses de distancia. En fín, al día de hoy no hay ningún sistema, sustancia o tratamiento probadamente efectivo contra el coronavirus. La gente debe abstenerse de seguir recomendaciones, por ejemplo, de ingerir ciertas drogas, preparar mezclas de sustancias naturales o acudir a otras prácticas caseras en estos momentos. Las guías de la comunidad científica mundial son las que debemos seguir, ellos son la única verdadera autoridad y el único camino seguro para salir de esta crisis.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad