viernes 19 de febrero de 2010 - 10:00 AM

El dengue ataca de nuevo

Según el Instituto Nacional de Salud – INS, en los 50 días que van corridos de 2010 ha habido en Colombia poco más de 2502 casos confirmados de dengue (más de 50 casos diarios), de los cuales 594 son de dengue grave, habiendo muerto de tal enfermedad siete personas en 2010, mientras 19 están en delicado estado de salud.

El dengue, enfermedad viral aguda, es transmitido por el zancudo aedes aegypti principalmente en las zonas urbanas, en centros de población ubicados por debajo de los 1800 metros sobre el nivel del mar. Además hay que tener en cuenta que 900 mil de los 1’138.000 kilómetros cuadrados que tiene Colombia están dentro de tal rango de altitud, por lo que el 85% de los municipios del país se halla a tales alturas, razón que explica porqué 780 municipios -en los que viven cerca de 20 millones de compatriotas- están en alerta por la profusión del dengue.

Los Santanderes, Valle del Cauca, Huila, Tolima y la Costa Atlántica son las áreas donde más enfermos de dengue hay. En Santander, la región más crítica en materia de tal enfermedad, está en los municipios que conforman el área metropolitana de Bucaramanga, donde en enero del presente año hubo 400 casos confirmados de dengue, por lo que es una región endemoepidémica de dengue.

Así, el asunto es muy delicado pero la comunidad no ha adquirido conciencia de ello.

Por esa razón, deben tomarse acciones preventivas urgentes, lanzar campañas educativas masivas, medidas administrativas y financieras inmediatas, así como acciones de vigilancia en salud pública para prevenir la enfermedad y hacer control epidemiológico y vectorial.

Una de las razones por las que ha aumentado tanto esta enfermedad en los años recientes tiene que ver con políticas administrativas en materia de salud que deben ser debatidas, ya que existen muchos elementos de juicio para determinar que no han sido acertadas.

Desde mediados del siglo XX el Ministerio de Salud emprendió una perenne lucha contra la malaria y el dengue, a través de campañas de cobertura nacional para impedir que el zancudo vector se dispersara y a fe que ella dio pingües resultados.

Pero en una reforma, la división de lucha contra la malaria y el dengue se acabó, se delegó en los municipios el control y las campañas, se enterró el Ministerio de Salud y los resultados están a la vista: no hay adecuadas políticas de prevención de la enfermedad entre la población en forma permanente, se bajó la guardia y hoy vivimos un estado de verdadera emergencia en materia de tal enfermedad.

O el país revisa sus políticas de salubridad o cada día habrá más dengue y el índice de muertes y enfermos graves crecerá dramáticamente.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad