miércoles 13 de marzo de 2019 - 12:00 AM

El desastre del alcantarillado inconcluso de La Hormiga

La Unidad Investigativa de este medio publicó el pasado domingo un completo informe sobre la situación de emergencia ambiental que viven los habitantes de La Hormiga, en el sector de Ruitoque bajo, por cuenta de una red de alcantarillado que jamás se terminó. La obra fue contratada por la Alcaldía de Floridablanca y Acuasan, hace nueve años y financiada con recursos de los llamados “Bonos de agua”. Con ella se pretendía atender las necesidades de 300 familias del sector, que no cuentan con una red de saneamiento básico. Tras una inversión de $1.900 millones, la obra solo se ejecutó en un porcentaje cercano al 60% y hoy está abandonada. Las aguas negras que debían correr por el sistema de alcantarillado se acumulan en predios particulares y los habitantes deben vivir con el olor nauseabundo y el peligro constante de enfermedades causadas por distintos vectores.

Pero como es ya costumbre en la región nada pasa frente a estos incumplimientos, los funcionarios responsables pasan de un cargo a otro, los contratistas siguen adelante con otros contratos, las entidades responsables de investigar se señalan entre sí y las investigaciones quedan olvidadas. Y mientras tanto el único que paga por esta ineptitud es el ciudadano, que debe sufrir desde su impotencia la inoperancia de las instituciones.

La situación del alcantarillado de la Hormiga es a penas la punta del iceberg de lo ocurrido con los llamados “Bonos de agua” en el departamento. En el caso de Floridablanca, en el 2009, época de Eulises Balcázar, se comprometieron vigencias futuras por $10.677 millones a través de estos bonos, pignorando por 19 años el 50% de los recursos que recibe el municipio del Sistema General de Participaciones para agua y saneamiento básico.

Cuatro años después del desembolso de estos créditos, ya se habían realizado pagos por $5.047 millones, pero solo a intereses. A la fecha, se han pagado $12.665 millones en intereses y solo se han abonado $770 millones a capital (dato a octubre de 2018). A finales del año pasado aún se debían más de $10.000 millones.

¿Y dónde están los acueductos y los redes de alcantarillado? ¿Dónde las investigaciones por las obras inconclusas?¿Dónde están las soluciones para estos ciudadanos? Y nada pasa.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad