domingo 27 de septiembre de 2009 - 10:00 AM

El estado de la economía

El DANE dio a conocer el pasado jueves 24 de septiembre, las cifras  correspondientes al comportamiento de la economía en el segundo trimestre de 2009 y ellas preocupan pues el Producto Interno Bruto (PIB) cayó un 0,5%, sumando tres trimestres consecutivos de decrecimiento económico.

Algo más inquietante, luego de un buen año, 2007, la economía lleva 6 trimestres consecutivos en descenso. Y corremos el riesgo de tener a finales de 2009 una recesión en términos anuales, lo que corroboraría el pronóstico hecho por el Fondo Monetario Internacional, según el cual la tasa de crecimiento para Colombia este año será de -0,3%.   

Las cifras ponen en evidencia que nuestra economía sigue siendo parte de aquellas que se debaten en el ciclo de 'parada y arrancada' en Latinoamérica, por estar sujeta a los vaivenes de los ciclos internacionales.

Todos los analistas, al estudiar las cifras y percatarse de que cayeron la inversión de las empresas, las exportaciones, la construcción de edificaciones, la intermediación financiera, la industria, el comercio y la agricultura, prevén que en 2010 la situación fiscal será difícil y la revaluación se puede profundizar porque el déficit fiscal se financia en gran parte con recursos externos y cuando hubo abundancia (2005, 2006 y 2007), ni el gobierno central ahorró, ni el Banco de la República acumuló reservas.

El examen de las cifras del segundo trimestre de 2009 pone en evidencia que el asunto pudo haber sido peor de no haber sido por el dinamismo mostrado por la minería, el sector financiero y la construcción de obras civiles.

Ante tal estado de cosas, el futuro del país depende de lo acertado que haya sido el diseño y ejecución del programa anticrisis. En la mayoría de las naciones ha tenido como pilares el aumento del gasto fiscal y la reducción de los impuestos para estimular la demanda.

El programa anticrisis implementado en Colombia va en dirección contraria, pues se basa en el otorgamiento de nuevas líneas de crédito para automóviles y electrodomésticos, más subsidios para vivienda y el aumento de los impuestos. ¿Sería atinado? Los hechos muestran que hasta el momento no se han logrado los resultados anhelados y el paquete fiscal que presentó el gobierno central hace algunos meses por $55 billones de pesos, no fue creíble.

El país requiere una política económica contracíclica de horizonte más amplio, que atenúe los efectos de la crisis en la población de menos recursos y su norte sea la toma de medidas fiscales y monetarias.

La situación de la economía colombiana muestra que, así haya optimistas que depositan su esperanza de reacción en los resultados de los dos últimos trimestres de 2009, no solo corre riesgo la recuperación actual, sino que pueden irse al traste la sostenibilidad del crecimiento, la superación de la pobreza y la reducción de las inequidades.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad