lunes 08 de agosto de 2022 - 12:00 AM

El gran desafío de la educación en la era digital

Todos los nuevos equipos y métodos que la tecnología aporta al crecimiento del campo educativo, terminan siendo poco, si no se incorpora a todo el sistema el concepto del nuevo ser que está creciendo en las generaciones actuales, para el que la tecnología hace tiempo dejó de ser un elemento sorprendente.

Es evidente que uno de los referentes más claros hoy para medir no solo la calidad de la educación, sino, sobre todo, el tamaño de la brecha que, también en términos educativos, separa a las instituciones privadas de las públicas es el avance de las herramientas digitales en la enseñanza. No solamente porque esto determina la calidad, facilidad, versatilidad, del conocimiento en sí mismo, sino porque un mayor acceso a esta virtualidad significa, en términos contemporáneos, una mayor eficacia en el proceso de enseñanza-aprendizaje y una comprensión más universal del mundo, el saber y la realidad.

El reconocimiento de la capital importancia que tiene este aspecto en la educación moderna, es lo que llevó a Vanguardia a plantear el foro “La educación en la era digital”, que este jueves, 11 de agosto, reunirá a expertos en el tema para exponer y debatir sobre todas las particularidades del mismo y su aplicación en entornos como el nuestro y, entre otras cosas, para plantearnos perspectivas necesarias como que la integración de los contenidos y herramientas digitales no logran todo el éxito esperado si no se hace una transformación real del concepto de aprendizaje y educación de acuerdo con la tecnología, la globalización y, por supuesto, la formación integral del individuo, desde los primeros años de escolaridad.

Todos los nuevos equipos y métodos que la tecnología aporta al crecimiento del campo educativo, terminan siendo poco, si no se incorpora a todo el sistema el concepto del nuevo ser que está creciendo en las generaciones actuales, para el que la tecnología hace tiempo dejó de ser un elemento sorprendente y, más bien, busca en ella eficiencia, versatilidad, rapidez, incluso profundidad. Por esto, se vuelve decisivo formular preguntas sobre la pedagogía dentro de estos nuevos espacios de conocimiento, en el entendido de que esta debe actualizarse y acoplarse a las tendencias actuales.

Se entiende entonces que los presupuestos sobre los que trabajó la pedagogía en las últimas décadas, deben pasar ahora por un proceso profundo de reformulación porque las actuales generaciones tienen unas nuevas necesidades y exigencias en materia de creatividad, sentido crítico del mundo (no solo de su entorno), investigación, relación con la sociedad, incluso de los derechos individuales. Son niños y jóvenes mucho más conscientes de su individualidad y su autonomía y esto, entre otras cosas, esperan verlo respetado y representado en su experiencia educativa.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad