lunes 17 de junio de 2019 - 12:00 AM

El impacto del plástico en el mundo

Gigantescas islas de desechos de plástico recorren los mares del mundo, los animales marinos confunden los restos de empaques de plástico con aquello que ha sido su comida desde hace millones de años, los ingieren e irremediablemente mueren

El plástico, derivado del petróleo, es dúctil, consistente, durable, impermeable, resistente a la corrosión, de baja densidad, de bajo costo de producción; por las propiedades que tiene comenzó a ser usado para la fabricación masiva de los más diversos artículos en todos escenarios de la vida ya sea ella la familiar, en la industria, en el comercio, en el transporte, etc. Por eso, en los años 50 del siglo XX comenzó a ser masivamente usado en el mundo. Hoy, 70 años después, la humanidad comienza a tomar conciencia que el plástico ha “inundado” al planeta y que así como tiene buen número de aspectos positivos, se conoce que es un problema no solucionable para el medioambiente (el que es insustituible para la supervivencia del género humano en el planeta). Ante ello, surgen muchas preguntas de difícil y no satisfactoria respuesta y, además, el tiempo apremia.

El plástico es hoy parte de nuestra vida diaria. Basta recordar que mucha de la ropa que usamos es fabricada con nailon, las botellas de plástico son masivamente usadas, lo mismo que los pitillos, los cubiertos desechables, las bolsas plásticas, los vasos desechables, el icopor, el filtro de los cigarrillos, etc. Gigantescas islas de desechos de plástico recorren los mares del mundo, los animales marinos confunden los restos de empaques de plástico con aquello que ha sido su comida desde hace millones de años, los ingieren e irremediablemente mueren. Se sabe que en 2030 habrá en los océanos más plástico que peces. ¿Qué es necesario hacer para evitar tal apocalipsis?

Esa es la gran pregunta y el impactante dilema que enfrenta la humanidad y el modelo económico implantado por el modo de producción capitalista. De la lucidez con que se encuentre respuesta dependen demasiadas cosas en el futuro.

Voces alarmadas exigen que se acabe el uso masivo de los productos de plástico y que ello sea en breve periodo de tiempo. Frente a eso surge la pregunta: ¿Y con productos de qué material los reemplazamos? Esa es la cuestión no resuelta. Basta revisar que en Colombia se expidió una ley buscando incentivar el uso de bolsas que no sean de plástico de un solo uso y los resultados de tal medida dejan qué desear. ¿Qué es válido hacer? El tiempo apremia.

editorial
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad