domingo 12 de julio de 2020 - 12:00 AM

El lado oscuro de nuestro fútbol

Los hechos fundamento de la sanción son siniestros: amañar una licitación para montar un esquema que permitiera revender en las calles miles de boletas de entrada a ver partidos de las eliminatorias del Campeonato Mundial de Fútbol de Rusia 2.018.
Escuchar este artículo

El fútbol es en Colombia el entretenimiento nacional. Es fuente de pasiones, a lo largo del siglo XXI probablemente lo que más une a los colombianos es la Selección Colombia de fútbol pero, desde hace más de 40 años, es también un tema espinoso que ha provocado asesinatos, mortales enfrentamientos entre narcotraficantes, es “lavadero” de dineros sucios y gobierno tras gobierno -con astucia- se ha desoído lo que ocurre en su interior, se ha eludido horadar a fondo el negocio y la dirigencia del fútbol, se ha evitado tocar su complicado tramado y ponerle un tatequieto al lado oscuro de nuestro fútbol. Y hace poco llegó a él un nuevo actor, las apuestas.

La semana pasada, tras una investigación que duró cerca de dos años, la Superintendencia de Industria y Comercio, actuando en defensa de la sana competencia empresarial, sancionó administrativamente con cuantiosas multas a 17 destacados miembros de los más altos órganos de administración de la Federación Colombiana de Fútbol, a la Federación misma y a dos empresas de Derecho Privado que venden boletas de espectáculos masivos. Por tales hechos deben llegar, más temprano que tarde, decisiones en investigaciones penales, en investigaciones disciplinarias y de orden tributario.

Los hechos fundamento de la sanción son siniestros: amañar una licitación para montar un esquema que permitiera revender en las calles miles de boletas de entrada a ver partidos de las eliminatorias del Campeonato Mundial de Fútbol de Rusia 2.018. Esos miles de boletas llegaron a venderse con un sobrecosto del 350%.

El asunto es sumamente turbio. Los considerandos de la providencia de la SuperIndustria analizan muchas pruebas recaudadas que, con abundante evidencia y credibilidad, señalan sin titubeo a los sancionados. A la luz del Derecho Probatorio hay plena prueba en contra de ellos.

¿Qué va a pasar en el fútbol si vienen ya una nueva eliminatoria, el campeonato rentado, torneos internacionales, la liga femenina y los sancionados y sus correveidiles van a tratar de que se tienda una negra cortina de humo que hunda todo en el olvido tras los gritos de gol y las arengas de más de un narrador deportivo?

Ese es el desafío del Estado. La prensa independiente no debe permitir que ese espectáculo, que fascina al público colombiano, siga hundido en una charca tan maloliente.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad