jueves 03 de diciembre de 2009 - 10:00 AM

El maleficio del desempleo

Apremiante, para describirla en términos suaves, es la situación que viven millones de colombianos en la actualidad por cuenta de la escasez de puestos de trabajo formal en el país.

Un país cuya dirigencia estatal no da señales de entender en toda su dimensión los peligros que se ciernen sobre las sociedades en las que sectores numerosos  de la población no tienen la posibilidad de generar mensualmente un ingreso mínimo para subsistir.

El desempleo, sin lugar a dudas,  le está ganando el pulso al Gobierno Nacional. En los últimos doce meses la tasa aumentó casi un uno y medio por ciento hasta ubicarse en el 11,5%, con ciudades como Pereira donde la desocupación fácilmente supera el 20%.

El análisis, sin embargo, no puede reducirse a exigirle al Estado que cumpla con sus promesas y ponga en práctica las políticas anunciadas para combatir el flagelo. Poner al día la ejecución de las obras públicas multimillonarias anunciadas para todo el país, cuya ejecución se encuentra atrasada a pesar de que demandarían cientos de miles de trabajadores, constituiría sin lugar a dudas un buen comienzo.

El segundo lugar en la lista de prioridades, lo ocupa sin duda alguna la necesidad de replantear las alzas impositivas que hacen carrera en el Congreso.

Para sustentar ese argumento, es suficiente con recordar que el aumento en los impuestos es uno de los mayores obstáculos a la inversión privada, factor que a su vez es fundamental para la creación de puestos de trabajo. Con toda seguridad, un ataque frontal y decidido contra la corrupción, como no se ha hecho hasta el momento, así como un recorte tajante a la burocracia, podría evitar que se acuda nuevamente a los contribuyentes para financiar los gastos del Estado.

En síntesis, el Gobierno no puede continuar observando el fenómeno del desempleo desde la tribuna.Porque una verdad sí es ineludible, mientras miles de colombianos tengan que salir a robar para alimentar a sus hijos, no habrá paz posible ni inseguridad que no se multiplique.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad