viernes 15 de noviembre de 2019 - 12:00 AM

El orden de los apellidos

El tema corresponde a la tradición de cada pueblo, nada es inamovible y los usos giran con el paso del tiempo.
Escuchar este artículo

En Colombia, el orden de los apellidos de todo ser humano nacido en el territorio nacional es un uso surgido del que trajeron consigo los conquistadores y quienes, viniendo de España y Europa, poblaron nuestras tierras, distinto al que acostumbraban los pueblos precolombinos. Ello fue evolucionando de acuerdo al giro de los tiempos, a las costumbres y valores de los pueblos del hemisferio occidental.

Luego, ello se incluyó en nuestra Legislación y actualmente lo regula el artículo 1 de la Ley 54 de 1989, que expresa: “En el registro de nacimiento se inscribirán como apellidos del inscrito el primero del padre, seguido del primero de la madre”. Así se ordenan nuestros apellidos, se ordenaron los de nuestros padres, abuelos y quienes los antecedieron.

En 1994 se demandó tal ley, argumentándose que chocaba con la Constitución. La Corte Constitucional, mediante la sentencia C-152 de 1994, negó lo pedido, declarando constitucional lo dispuesto sobre el orden de nuestros apellidos.

Nuevamente fue demandada la constitucionalidad de dicha ley, argumentándose que lesiona la equidad de género y los derechos de la mujer. Esta vez la Corte Constitucional accedió a lo pedido, declaró contrario a la Constitución la regulación vigente sobre el orden que deben tener los apellidos, declaró que ella seguirá rigiendo hasta el 20 de junio de 2020, pidió al Congreso que en tal lapso legisle sobre el asunto y que si no lo hace, desde el 21 de junio del próximo año, los padres de común acuerdo decidirán el orden de los apellidos de cada hijo y que si no hubiere acuerdo, se resolverá por sorteo hecho por la autoridad competente para asentar el registro civil.

El tema corresponde a la tradición de cada pueblo, nada es inamovible y los usos giran con el paso del tiempo. Hoy muchos consideran que nuestra legislación al respecto choca con la equidad de género y los derechos de la mujer, con los postulados de un Estado Nación demoliberal, laico.

Cambios al respecto ha habido en países como España, Francia, Italia, Suecia, Estados Unidos, entre otros. Problemas surgirán, pues puede generar dificultades para identificar a las personas y establecer el parentesco. Pero también hará justicia con aquellas mujeres que han criado solas a sus hijos.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad