viernes 30 de abril de 2010 - 10:00 AM

El problema que más preocupa

Las encuestas de intención de voto, en especial la hecha para Vanguardia Liberal y otros medios de comunicación por Gallup Colombia Ltda, así como el interés mostrado por los candidatos a la Presidencia en el debate organizado por el diario bogotano El Tiempo y City TV, ponen en evidencia que uno de los asuntos que más inquieta, junto con la inseguridad en las ciudades, es el desempleo.

Colombia tiene muy alta tasa de desempleo. ¿Qué pasa? El asunto ha sido, en los últimos años, filón de noticias de prensa, comentarios, análisis, debates y diseño de políticas gubernamentales, pero hoy tenemos un porcentaje de desempleados parecido al de hace 10 años, cuando atravesábamos la crisis de finales de los años 90 del siglo XX.

Desde el gobierno Gaviria Trujillo, los esfuerzos para solucionar el problema del desempleo no han faltado. Propuestas de economistas de aceptación en el centro de decisiones del país han sido convertidas en políticas gubernamentales sin éxito. ¿Ejemplos? Varios que se esperaba fueran exitosos. Se amplió la jornada diurna de trabajo, se disminuyó la cantidad de horas extras, se flexibilizaron los  contratos de trabajo, se autorizó la creación de las empresas asociativas de trabajo y de cooperativas cuya actividad empresarial es proveer personal a las empresas; el gobierno Uribe Vélez desarrolló una política de  exenciones y gabelas tributarias a empresarios e inversionistas a cambio de que creen empleos. Pero la tasa de desempleo no cede y el  empleo informal sigue creciendo.

Tales propuestas han sido impecables en la teoría y de flacos resultados en la práctica, como el alargar la jornada diurna de trabajo, las cooperativas que proveen personal que –como anotan los candidatos presidenciales- han abusado de quienes necesitan empleo y la política de exenciones tributarias que ha generado rechazo y poco empleo.

Algunos analistas proponen modificar la política de aportes parafiscales de los empresarios, buscando que se cree más empleo. ¿Sí producirá los resultados esperados? El SENA, el ICBF y las Cajas de Compensación Familiar prestan un servicio de gran espectro social y sufrirían lesiones profundas.  ¿Hasta dónde de ello no se aprovecharán  económicamente empresarios sin responsabilidad social y se desprotegerá -aún más- a sectores necesitados?

Hay analistas que consideran que el desempleo en Colombia es estructural y las medidas tomadas son válidas para enfrentar el desempleo causado bien por la disminución transitoria de la demanda agregada o el provocado por causas cíclicas.

El momento demográfico que atravesamos es bueno y eso debe aprovecharse, pero nuestra macroeconomía es poco dinámica.

Las soluciones deben pasar por el meridiano de la revisión de las políticas educativas y la inversión en sectores que exijan mano de obra masiva. Desafortunadamente la mayor cantidad de inversión extranjera está orientada al sector petrolífero y al carbón, que poca mano de obra absorben.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad