lunes 13 de enero de 2020 - 12:00 AM

El sector turístico necesita pasar al siguiente nivel

La falta de una tradición en atención al turista nos impone en el factor humano uno de los desafíos más importantes, si queremos que esta industria pase ya al siguiente nivel de productividad
Escuchar este artículo

El turismo ha tenido un crecimiento notable en Santander en las últimas dos décadas en las que pasamos de ser un departamento con un marcado énfasis comercial que nos definió en el concierto económico nacional, a transformarnos en una región que abría sus puertas a una creciente población de turistas que hoy representan nuevos ingresos al departamento, pero que también demandan de todos unos esfuerzos mucho mayores.

A lo largo de estos últimos 20 años se han hecho inversiones, se ha intentado preparar mejor a quienes atienden al turista, se han fortalecido las instituciones públicas y privadas que tratan directamente el multifacético sector, se han desarrollado algunos proyectos de infraestructura y vías principalmente, en un esfuerzo que, si bien es digno de destacarse, también debemos señalar como insuficiente, dada la demanda cada vez mayor de visitantes en nuestra región.

En los últimos años, por ejemplo, se invirtieron 25 mil millones de pesos en el Aeropuerto Internacional Palonegro, que hoy puede atender en promedio 2,5 millones de pasajeros al año, lo que ha significado un incremento de cerca del 40% en tránsito de visitantes extranjeros y cerca del 15% en el movimiento general de pasajeros de la terminal. Hoy, el sector ofrece más de 30 mil camas en el departamento y cerca de 20 mil habitaciones, lo que muestra una importante dinámica de generación de empleo.

Pero, si bien estas y otras cifras dejan una sensación de optimismo, lo que tiene que ver con el factor humano no es tan positivo. Aún falta avanzar mucho en la preparación de quienes atienden al turista en cuanto a su trato, su capacidad de atención mediante el dominio, al menos básico, del inglés; el conocimiento de nuestra historia y geografía para que puedan satisfacer inquietudes de visitantes nacionales y extranjeros, que suelen no encontrar tampoco material impreso o audiovisual en internet para hacerles más interesante su estancia. La mayoría de las personas vinculadas al sector turístico muestran grandes deficiencias en la atención a los visitantes y, muchas veces, las grandes inversiones se pierden por el efecto negativo que causa una mala actitud, un mal trato a un visitante. La falta de una tradición en atención al turista nos impone en el factor humano uno de los desafíos más importantes, si queremos que esta industria pase ya al siguiente nivel de productividad.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad