lunes 10 de agosto de 2020 - 12:00 AM

El uso y el abuso de las redes sociales

Los mensajes de odio, las calumnias, el bullying virtual a toda clase de personas o instituciones, están a la orden del día y terminan viciando el libre debate sobre las legítimas preocupaciones ciudadanas.
Escuchar este artículo

Aún cuando durante todo el presente siglo se han desarrollado la tecnología, los recursos y el acceso a las redes sociales en el mundo entero, su uso por parte de la mayoría de las personas y, dicha sea la verdad, de algunas corporaciones, manejadores de imagen y gobiernos, entre otros, no ha sido, en muchos casos, el más adecuado, debido no solamente a deficientes bases éticas o morales de quienes las usan para su beneficio, sino también por la lenta evolución del derecho y las legislaciones al respecto de este fenómeno masivo.

Colombia, obviamente, no es una excepción a esta regla mundial. El acceso total de los ciudadanos a estas formas de divulgar mensajes, causa toda clase de tormentas, debido a las variables ya anotadas y otras tantas como, por ejemplo, la falta de preparación de la mayoría de los usuarios, tanto para emitir, como para entender debidamente los mensajes de las redes. De allí surgen las fake news, o la elaboración malintencionada de hashtags o etiquetas que multiplican artificialmente un mensaje para convertirlo en tema principal de la red. Los mensajes de odio, las calumnias, el bullying virtual a toda clase de personas o instituciones, están a la orden del día y terminan viciando el libre debate sobre las legítimas preocupaciones ciudadanas.

Se han establecido ya sistemas, como las denominadas ‘bodegas’, con los que las redes o bien posicionan un tema, o, por el contrario, desvían la atención de la gente para invisibilizar lo que no les conviene; otros intentan provocar acciones concretas, como ocurrió la semana pasada en la que grupos extremos de derecha e izquierda propusieron agredir en lo económico y lo laboral a quienes expresaran la ideología contraria a la que cada uno profesa; un objetivo que solo puede causar daño, del que el país no sacaría nada bueno y que, afortunadamente no tuvo eco ninguno en la inmensa mayoría de las personas. Las redes sociales son la gran oportunidad que tiene la gente de expresarse y de conocer las opiniones de los demás y la mejor manera de salvaguardar tal posibilidad es propugnando por el mejor uso de ellas, divulgando mensajes claros, veraces, considerados y asumiendo frente a los mensajes ajenos una actitud crítica, de comprobación y tolerancia para no terminar envuelto en las redes oscuras de la manipulación, sino contribuir en las propuestas activas y positivas de la sana comunicación.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad