jueves 07 de enero de 2021 - 12:00 AM

En medio de la crisis, para el turismo deben plantearse apoyos de largo plazo

Aunque es una realidad que es posible que el sector turístico se vea golpeado por el toque de queda decretado para estos días, las cifras de la pandemia exigen que se insista en mantener a las personas en casa...
Escuchar este artículo

Entre los varios sectores económicos fuertemente golpeados como consecuencia de los confinamientos y las distintas restricciones que ha causado la pandemia desde hace ya nueve meses y medio, está el del turismo, un frente de reciente desarrollo en el departamento, pues hasta entonces Santander tenía solo en lo agropecuario y comercial sus principales fuentes históricas de ingreso.

El turismo, que se planteó en los años recientes como una actividad que podía darles a los santandereanos ingresos frescos y abundantes, y podría desarrollar internamente una economía fuerte y de largo plazo, hoy afronta grandes dificultades, debido a la crisis sanitaria mundial y frente a esto hay que pensar en soluciones realistas, sostenibles en el largo plazo y pensadas no para coyunturas como la de un puente festivo, sino con planes de rescate de tantos pequeños y medianos comerciantes, que requieren de medidas orientadas a devolverles la esperanza como parte de un sector que prometía ser la solución a sus aprietos.

La pandemia nos ofrece ahora un desafío mayor que el que afrontamos a mediados del año pasado y las autoridades han actuado en consecuencia, buscando, entre otras cosas, no sumarle al pico de contagio de diciembre el del llamado puente de reyes. Aunque es una realidad que es posible que el sector turístico se vea golpeado por el toque de queda decretado para estos días, las cifras de la pandemia exigen que se insista en mantener a las personas en casa, pues el riesgo es que se llegue a un límite en el que el sistema de salud no sea capaz de dar respuesta suficiente a los requerimientos de atencicón médica. Pero sin duda, el sector turismo requiere de una verdadera política de apoyo al largo plazo, que tenga medidas audaces como exenciones de impuestos, créditos blandos, inversiones gubernamentales en la promoción de la imagen del departamento, para que, a medida que la vacunación nos devuelva a la normalidad esperable, se pueda reactivar como es debido.

A su vez es claro que las circunstancias cambiaron radicalmente y los megaproyectos, planteados por esta y las pasadas administraciones departamentales, no son ahora una prioridad ni una alternativa para el sector turístico, que debe pensar en recomponerse luego de esta especie de avalancha devastadora en que se convirtió el largo período de pandemia. Apoyo de toda índole es lo que va a necesitarse en los próximos años para volver a dejar en condiciones de alta competitividad al turismo departamental, y esto se logra extendiendo los beneficios a toda la industria, desde el gran inversionista, hasta el más pequeño de los comerciantes, cuya subsistencia y la de su familia depende de esta actividad. Mirar hacia adelante, y reactivarse con rapidez y equidad son algunos de los grandes retos.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad