martes 15 de diciembre de 2009 - 10:00 AM

Entre el hambre y la guerra

Una información que hubiera debido causar un escándalo nacional, pasó relativamente desapercibida hace pocos días. Al año, miles de niños mueren por causas que pueden relacionarse con la desnutrición.

Ese fenómeno aterrador, unido al reclutamiento forzado de menores que insisten en llevar a cabo los grupos criminales dentro de los cuales predominan las Farc, perpetúan una tragedia que pone contra la pared a miles de pequeños colombianos de bajos recursos todos los años. Pasar hambre o prácticamente ser secuestrados.

Sí. Arrebatados de sus hogares, algunos para obligarlos a portar un fusil y ser puestos como carne de cañón luego de un entrenamiento incipiente y otros reclutados bajo amenazas de muerte para sus familias.

Así, innumerables menores  de escasos recursos se están convirtiendo en otra generación perdida para el país.

Generación dentro de la que lamentablemente, hay que insistir, están también los niños sentenciados a padecer física hambre todos los días, cuyo desarrollo mental y físico se ve inhibido por esas razones y cuyas oportunidades cuando lleguen a adultos están condenadas desde su nacimiento.

En las naciones más desarrolladas del mundo, se tiene plena conciencia de que los niños encarnan el futuro de todas las sociedades. Pero esa verdad irrebatible, en Colombia no parece tener importancia. Mientras la niñez de cientos de miles de pequeños ciudadanos debería transcurrir entre las aulas y el juego, aquí ocurre entre las balas, la crudeza de los semáforos de las calles y las privaciones de los más elementales bienes para sobrevivir.

Y lo peor, es que esta obra macabra se presenta a diario  ante la mirada indiferente de la gran mayoría de la sociedad y la indolencia y apatía de un Estado más preocupado por asuntos de la política que por lo verdaderamente esencial para cualquier país que desee un mejor porvenir.

Mientras cientos de miles de colombianos nazcan condenados desde su primer día en la Tierra a la pobreza y el abandono, no habrá gobernante, proyecto, crecimiento económico, idea revolucionaria ni posibilidad alguna de mejorarle el futuro a este país.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad