martes 17 de marzo de 2009 - 10:00 AM

Errores y aciertos del Vice

El fin de semana, el vicepresidente Francisco Santos hizo unas declaraciones que causaron impacto tanto en la opinión pública nacional, como al interior del mismo Gobierno.

Según Santos, el Plan Colombia, que no es otra cosa que la ayuda en dinero que envían los Estados Unidos para combatir el narcotráfico y el terrorismo, debería ser cancelado,  porque según el alto Funcionario, además de que ya no se necesita, Colombia debe tener dignidad ante la potencia del Norte.

Y agrega que esa dignidad debe tenerse, por cuenta del maltrato al que son sometidos constantemente los colombianos, ya sean altos empleados oficiales o simples ciudadanos del común, a pesar de que este país es el principal aliado de EU en Latinoamérica, además de que la imagen de esa nación acá es muy positiva, a diferencia de los otros países de la vecindad.

Y es precisamente ese punto, en el único que tiene razón el vicepresidente. Las ofensas, los agravios y las humillaciones que deben soportar los colombianos constantemente, comenzando por los aeropuertos de los Estados Unidos hasta los diplomáticos que deben gestionar los dineros para el Plan, son realmente inocultables.

Sin embargo, en todo lo demás Santos  está equivocado. Y lo está, porque la manera de quejarse no es rechazando los recursos. De hecho, el hacerlo sería poco menos que un disparate, si se tiene en cuenta la manera en que están distribuidas las cargas en esta guerra contra las drogas.

Es que como ya es bien sabido, en la lucha contra el narcotráfico Colombia pone los muertos y los Estados Unidos parte de la plata, así sean sus propios ciudadanos quienes financian con su consumo prácticamente todo el negocio. Por esa razón, rehusarse a recibir la parte que les toca a ellos, sería un despropósito absoluto que no debería ni plantearse.

Ahora, en cuanto a las ofensas continuas, tiene razón Santos, pero éstas deberían enfrentarse con un programa diplomático un poco más altivo, en lugar del tradicional que ha consistido en agachar la cabeza.

Sin duda alguna el narcotráfico debe ser combatido con toda la fuerza que se disponga y para ello se necesitan factor humano y recursos. Por esa razón no se puede renunciar a ninguno de ellos, así como tampoco puede haber resignación alguna para ser tratados como seres humanos de segunda y aliados de tercera.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad